Las pérdidas de la flota de Conil

El mal tiempo que ha azotado a la costa gaditana la última semana ha causado pérdidas en el sector de alrededor de 250.000 euros. Durante más de una semana la flota de Conil, la más afectada, ha permanecido amarrada a puerto a causa del temporal de viento y lluvia. Sólo algunos pesqueros de los 80 barcos que componen la flota se atrevieron ayer a faenar, después de que la situación de la mar mejorase levemente.

En la lonja pesquera las pérdidas también han sido cuantiosas. "Si los barcos no salen, los pescadores dejan de ingresar dinero, pero, además, la lonja no tiene producto para comercializar", explica Nicolás Fernández, secretario de la Cofradía de Pescadores de Conil. La inactividad de la lonja supone alrededor de 30.000 euros de pérdidas diarias.

En el puerto de Barbate los daños económicos del temporal han sido más leves, ya que la flota sólo ha permanecido amarrada dos días. Los barcos regresaron a la mar en la madrugada del lunes hacia los caladeros de Marruecos y del golfo de Cádiz con una buena pesca en su primera faena tras los días de lluvia. En total, capturaron 300 cajas de sardinas, el tope establecido por los acuerdos, que se han vendido en la lonja barbateña a 14 euros cada caja de nueve kilos. Los boquerones capturados oscilaron entre los 60 y los 80 euros por caja de nueve kilos.

Los pescadores barbateños, aunque menos afectados por este último temporal, temen que el mal tiempo pueda frustrar sus últimas salidas a la mar en las próximas semanas. El 1 de diciembre comenzará la parada biológica que dejará sin actividad a 500 marineros de Barbate durante tres meses. La cofradía de pescadores prepara ya los expedientes de los barcos afectados para poder solicitar las ayudas económicas que los afectados percibirán en estos 90 días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50