Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parajes malgaches imprescindibles

Un puñado de lugares que ningún visitante de Madagascar debe perderse

Madagascar ofrece a sus visitantes atractivos parajes naturales, una cultura popular y mestiza y los vestigios de la arquitectura colonial francesa. Para enfrentarse a la espectacular isla africana con unas nociones básicas es recomendable tener en cuenta un puñado de lugares imprescindibles que EL VIAJERO recomienda:

- Antananarivo: La capital de Madagascar, de más de un millón de habitantes, es la ciudad cuya visita más merece la pena para pasar unos días. Levantada sobre unas colinas, es caótica, aunque poco ruidosa, y las calles suben y bajan abriéndose paso por un conglomerado de casas bajas de ladrillo.

Se puede visitar la ciudad alta, la zona de la Plaza de la Independencia -donde se desplegaba el zoma, gran mercado ahora prohibido-, el mercado de las flores, el de los libros -con revistas francesas de los años cincuenta y sesenta- y el zoo y parque botánico de Tsimbazaza.

- Es muy recomendable una excursión a la reserva de Perinet, al este, por la N2. Tomar la carretera N7 hacia el sur, en dirección a Tulear. Durante el recorrido Tana-Tulear, de unos 1.000 kilómetros, se puede apreciar la variedad del paisaje malgache. Obligatorio parar en Antsirabe, Ambositra y Fiaranantsoa -la segunda ciudad de la isla-.

- También hay que visitar el parque de Ranomafana, en plena selva tropical. Continuar hasta Ranohira, donde se encuentra el parque del espectacular macizo de Ísalo, llamado el Colorado malgache. Seguir hasta Tulear, situada en la costa oeste, junto al Trópico de Capricornio.

Para los últimos días, elegir entre Ifaty, al norte -línea de hoteles con bungaloes, playa aceptable, buceo- o Anakao, al sur -accesible por barco, solitario pueblo de pescadores vezo, buceo y excursión a la pequeña isla de Nosy Ve-.

-Volar a Diego Suárez, agradable ciudad costera del norte. Visitar el parque de la Montaigne D'Ambre y la reserva de l'Ankarana. Pasar un par de días en la playa de la Bahía de los Sakalava.

- Y si todavía se dispone de tiempo, puede resultar muy buena idea tomar un vuelo a Morondava y organizar una excursión en piragua por los ríos Mananbolo o Tsirbihina.

Dónde comer en Antananarivo:

- Buffet du Jardin. Restaurante en pleno centro de la ciudad, situado a tres minutos de los barrios administrativos y de los hoteles de la capital.

- Prinz Hotel Restaurant. Restaurante de alto nivel, carta excepcional y trato amable.

- Restaurant Chinese. Como su propio nombre indica, un restaurante chino, café con terraza y salón de té. Lugar de encuentro turístico a pocos minutos del aeropuerto.

- Samara. Especialidades del océano índico, cocina criolla y típica malgache.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de noviembre de 2008