Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno portugués nacionaliza el BPN

El banco iba a presentar suspensión de pagos ante las pérdidas

El ministro portugués de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, anunció ayer la nacionalización del Banco Português de Negócios (BPN) ante la inminencia de la suspensión de pagos de la entidad, ya que acumulaba unas pérdidas cercanas a los 700 millones de euros. El BPN pasará a estar controlado por la Caixa Geral de Depósitos (CGD), banco público y primera entidad financiera del país.

Teixeira dos Santos indicó en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario celebrado ayer que esta nacionalización, la primera en Portugal desde 1975, se justifica por la situación "excepcional", "delicada" y "anómala" por la que pasa el banco, y con el fin de garantizar los depósitos a todos sus clientes.

El Ejecutivo aprobó fondos de ayuda para la banca por 4.000 millones

Se estima que las pérdidas acumuladas rondan los 700 millones de euros, de los que 360 millones corresponden a operaciones con el Banco Insular, de Cabo Verde.

El gobernador del Banco de Portugal, Vítor Constancio, presente en la misma rueda de prensa, aclaró que el BPN fue objeto de seis procesos abiertos desde el pasado junio por actividades clandestinas, en concreto operaciones de crédito no registradas.

El BPN, propiedad de la Sociedad Lusa de Negócios, está "en una situación muy cercana a la inminente suspensión de pagos", aseguró Teixeira dos Santos, quien también recordó que la institución "no ha cumplido con los coeficientes mínimos de solvencia" impuestos por el Banco de Portugal y que no existen perspectivas a corto plazo de que obtenga "nuevas fuentes de liquidez". "En ausencia de una solución que permita defender los intereses de los depositantes, el Gobierno se ha visto obligado a proponer a la Asamblea de la República la nacionalización del BPN", explicó.

A partir de hoy la institución funcionará bajo la supervisión de dos administradores del Banco de Portugal. Una vez que la propuesta de nacionalización sea aprobada, la gestión del BPN pasará a manos de la CGD, responsable entonces de "gestionar y presentar un plan de desarrollo", informa Europa Press.

Del Consejo de Ministros también salió la decisión de abrir una línea de crédito de 4.000 millones de euros para ayudar a los bancos a fortalecer su capital, a fin de garantizar su solidez financiera. Esto se debe a que, según dijo Teixeira dos Santos, el Banco de Canadá va a exigir a las instituciones financieras aumentar su coeficiente de solvencia hasta el 8% de los fondos base. Teixeira dos Santos explicó que el mecanismo es similar al adoptado por otros países de la UE.

Asimismo, el Ejecutivo socialista aprobó medidas para pagar a proveedores del Estado una deuda atrasada de 2.450 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de noviembre de 2008