Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Catástrofe para la población

Una vez más, la misión de la ONU en la República Democrática del Congo se ve obligada a dejar sin protección a la población civil en la peligrosa región de Kivu Norte, debido a la falta de medios y la indiferencia absoluta de la comunidad internacional ante un conflicto que desde 1996 ha dejado más de cuatro millones de muertos, según datos de la Cruz Roja.

No se alarmen, porque, pese a ser la mayor catástrofe humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial, no veremos a ningún ciudadano en la calle manifestándose contra este genocidio, causado básicamente por el coltán y una amalgama de conflictos políticos e intereses regionales, incluyendo las dos guerras congolesas y el conflicto de Ituri. Tampoco veremos a ninguna plataforma contra la guerra, ni declaraciones solemnes de nuestros políticos. No. Esta guerra no interesa a nadie, como Chechenia, porque no se puede sacar rédito político alguno.

Mientras aquí nos preocupa la crisis, en Kivu Norte impera la ley del más fuerte, el de las milicias formadas por niños que asesinan impunemente, violan sistemáticamente a las mujeres, roban y queman los poblados. Las cosas no han cambiado tanto desde que Leopoldo II puso sus avariciosas manos en el, entonces, vacío pedazo del mapa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de octubre de 2008