Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jesús Neira: "Ha sido un milagro sorprendente"

"Un milagro sorprendente". Estas son algunas de las primeras palabras que pronunció ayer el profesor Jesús Neira ante sus familiares y amigos, según señaló ayer uno de ellos, el abogado Javier Castro. Neira, que entró en coma a principios de agosto tras ser agredido cuando intentaba defender a una mujer maltratada, despertó hace dos semanas. Entonces, pudo comunicarse con sus familiares a través de gestos con los ojos. En aquella ocasión apretó la mano de mano de su mujer, Isabel Cepeda; y hasta guiñó un ojo a Castro cuando éste le anunció que sería recibido con una fiesta al salir del hospital. Ayer consiguió hablar.

El estado del profesor mejora con el paso de los días aunque "se queja mucho del dolor y ha perdido mucho peso", señaló Castro. Su mujer le explicó ayer que su historia ha trascendido y que toda España ha estado pendiente de él. El profesor le contestó que quería darle las gracias a todo el mundo. Según sus familiares, Neira es consciente de que ha estado dormido todo este tiempo y que su mejora responde a "un milagro".

Además de su mujer, sus hijos también pudieron visitarle en la habitación que ocupará a partir de ahora en el hospital Puerta de Hierro Majadahonda. Las respuestas del profesor parecen descartar daños neurológicos por las heridas que le causó Antonio Puerta el 2 de agosto. El toxicómano, detenido días más tarde, estaba golpeando a su novia cuando fue sorprendido por Neira. El profesor le amenazó con llamar a la Guardia Civil. Puerta le golpeó por la espalda. Días más tarde, Neira era ingresado a causa de un derrame cerebral que no fue detectado en las primeras horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de octubre de 2008