Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | El impacto en los mercados

La rentabilidad de los planes españoles cae con la crisis

La rentabilidad de los planes de pensiones españoles se ha reducido en los últimos meses arrastrada por la tormenta que azota los mercados de todo el mundo. La inestabilidad está alejando además el dinero que los españoles ahorran para cuando se jubilen.

Según datos de la patronal del sector Inverco, el patrimonio de los fondos de pensiones a 30 de junio ascendía a 82.319 millones de euros, un 1,8% menos que un año antes. En España hay 7,5 millones de partícipes y 10,4 millones de cuentas, un 3,6% más que en 2007.

Y la rentabilidad cae en algunos casos de forma pronunciada. Los planes individuales de renta variable pierden un 26,5% y el resto la ha reducido respecto al año pasado.

En España hay tres modelos de planes de pensiones. El sistema individual, que contrata un ciudadano por su cuenta, es el más popular. Tiene 50.920 millones de euros acumulados, representa el 60% del sector y su rentabilidad varía del 1,76% de ganancias para los de renta fija, hasta una pérdida del 21,4% para los de renta variable.

Los planes llamados de empleo, promovidos por empresas o entidades y cuyos partícipes son sus trabajadores, acumulan un patrimonio de 30.097 millones de euros, un 39% del total. Estos fondos han perdido un 6,23% en los seis primeros meses del año. Otro sistema de fondos de pensiones es el asociado, suscrito por asociaciones o sindicatos y cuyos partícipes son los afiliados, representa sólo el 0,1% del sector. Las gestoras de fondos del BBVA, Santander, La Caixa y Caja Madrid, tienen una cuota de mercado que supera el 50%.

Cambio a renta fija

Pero no todo son malas noticias. "Hay que ser optimistas", explica Mariano Rabadán, presidente de Inverco, que señala que el comportamiento de la Bolsa (un 40% de caída en lo que va de año) ha sido peor. Rabadán reconoce que han descendido las aportaciones, pero sostiene que el grueso de éstas "se concentra a final de año por los beneficios fiscales, los mejores del sector".

El presidente de Inverco explica que "en épocas de crisis hay una tendencia a ahorrar por precaución y previsión". Y pone como ejemplo la situación vivida en la crisis de principio de los noventa. "Fueron años muy buenos para el ahorro", recuerda. Sin embargo, fuentes del sector elevan a un 8% la caída de las aportaciones en lo que va de año y estiman que continuará la caída.

Rabadán vaticina que habrá un traspaso de renta variable a renta fija. "Aunque depende siempre de la predisposición al riesgo del inversor", matiza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de octubre de 2008