_
_
_
_
Desafío de la Judicatura al Gobierno

Jueces y secretarios paralizan la justicia y Bermejo les replica que no son "intocables"

El Poder Judicial niega que haya injerencias políticas como se alegó en la protesta

Jueces y secretarios judiciales paralizaron ayer durante varias horas y de forma concertada los juzgados españoles y anunciaron nuevas acciones de protesta para noviembre en el envite que han lanzado al Gobierno por el caso Mari Luz. Los jueces se levantaron contra lo que consideran una "intromisión" del Gobierno en las competencias disciplinarias del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) al mostrarse públicamente partidario de una mayor sanción para el juez Rafael Tirado; y, de camino, exigieron más inversiones en justicia.

Los secretarios, por su parte, protestaron como acción "de solidaridad" con Juana Gálvez, la secretaria judicial de Sevilla suspendida de empleo y sueldo durante dos años por el Ministerio de Justicia por no alertar a Rafael Tirado de que no había ejecutado una sentencia firme de cárcel contra el pederasta Santiago del Valle, quien acabó supuestamente asesinando a la niña Mari Luz Cortés. Tirado fue condenado por el CGPJ a una multa de 1.500 euros que ha sido recurrida por la fiscalía.

Más información
"Estamos hartos de asumir carencias"
Comunicado de los secretarios judiciales
Comunicado de la Junta de Jueces Centrales de la Audiencia por el 'caso Mari Luz'
El PP, que criticó la multa al juez de Sevilla, ampara ahora la protesta
46 de los 60 magistrados firman a favor de Tirado
La secretaria para, el juez trabaja
Máximo seguimiento: 69 de los 76 secretarios hacen huelga
Juana Gálvez: "Desempeñé mis funciones con absoluta dedicación"

Justicia, que calificó la protesta de "corporativa, injustificada y desproporcionada", admitió un "seguimiento intenso" del paro, que cifró en un 73,2%, en tanto los secretarios judiciales elevaron el dato a más del 90%. El seguimiento también fue muy elevado en el Tribunal Supremo (18 de 22 secretarios, según Justicia) y en la Audiencia Nacional. La reacción del Gobierno ante la protesta, masivamente secundada en ambos estamentos, fue contundente. El presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, insistió en que la tarea del Consejo del Poder Judicial debe ser respetada "por todos" y reiteró que el Gobierno no debe comentar las resoluciones judiciales, pero subrayó que la decisión del Consejo "tiene una naturaleza completamente distinta".

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, tildó el paro de tres horas de los secretarios de "medida corporativa" motivada por la sanción a Gálvez. Respecto a la "inexplicable" y "encubierta huelga" de los jueces, advirtió: "Si alguien pretende ser intocable, no lo conseguirá. En el Estado de derecho, si hay una negligencia tan grave [la no ejecución de una sentencia contra un pederasta], funcionan los mecanismos y se sanciona".

La portavoz del Consejo General del Poder Judicial, Gabriela Bravo, reiteró que el organismo es "independiente" y no se dejará influir por nadie ni en el caso Mari Luz ni en ningún otro. Y enmarcó "dentro de la libertad de expresión" las declaraciones del ministro Bermejo y de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega sobre este asunto. Tras hacerse pública la sanción a Tirado, Bermejo señaló que la consideraba "escasa"; y Fernández de la Vega, en una entrevista a EL PAÍS, sugirió que el nuevo Consejo debía reestudiar la pequeña multa e imponer al magistrado "tres años de suspensión". También desde el PP se ha hablado del tema. La portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, declaró que entendía "que a los ciudadanos les pareciera poco la multa al juez".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El vicepresidente del CGPJ, Fernando de Rosa, designado a propuesta del PP, corrigió a los jueces y a los magistrados del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional que respaldaron manifiestos contra la "injerencia del Gobierno". De Rosa afirmó ayer que los ciudadanos "deben estar siempre por delante de cualquier reivindicación en materia de Justicia" y rechazó que haya habido injerencia del Gobierno en el Poder Judicial. "Habría injerencia política", dijo, si las críticas acabaran influyendo en el Consejo, "cosa que no va a ocurrir".

El secretario de Estado de Justicia, Julio Pérez, lamentó que en algunas jurisdicciones las juntas de jueces se iniciaran a continuación del paro de los secretarios, lo que causó la suspensión de todas las actividades con una "incidencia notable" y los consiguientes "trastornos, perjuicios y daños a los ciudadanos". Pérez tachó de "huelga encubierta" la acción de los jueces.

En la gran mayoría de juzgados y tribunales españoles apenas hubo actividad ayer la mañana. No hay datos oficiales del número de juicios suspendidos. Muchos juzgados, dado que los paros estaban anunciados con antelación, suspendieron las vistas de antemano. Sólo se celebraron, pero desplazados de su horario, los juicios rápidos o con preso previstos en los juzgados de lo penal, y las causas con reo cuyo enjuiciamiento estaba fijado en las audiencias provinciales. En la Audiencia de Madrid, por ejemplo, sólo se celebraron 15 de los 26 juicios previstos, pero las vistas se iniciaron a partir de la una de la tarde, ya que el paro de los secretarios empezó a las once de la mañana y concluyó a esa hora.

Paro de secretarios judiciales en los juzgados de plaza de Castilla, en Madrid.
Paro de secretarios judiciales en los juzgados de plaza de Castilla, en Madrid.CLAUDIO ÁLVAREZ
El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha asegurado hoy que en la Justicia hay un "movimiento corporativo difícilmente explicable en términos de racionalidad". Bermejo ha lamentado el paro convocado por los secretarios judiciales para el día de hoy que ha calificado de "grave".Asimismo, ha considerado "inexplicable" y "lamentable" la actitud de los jueces que, en su oponión, "parece pretende presionar al CGPJ para que no cambie la sanción" al magistrado del caso Mariluz, Rafael Tirado."Lo lamento profundamente porque mi concepto del poder judicial es bastante más elevado como para entrar en dinámicas cuya finalidad es simplemente presionar al CGPJ", ha concluido.<p class="figcaption estirar"><span class="titulo"><a href="http://www.elpais.com/multigalerias/espana/Jornada/protestas/juzgados/20081021elpepunac_1/Zes">VIDEOGALERIA: Jornada de protestas en los juzgados</a></span>Vídeo: AGENCIA ATLAS

Los manifiestos

- Jueces de la Audiencia. "Rotundo rechazo a las constantes injerencias de los responsables políticos. Entendemos intolerables las indicaciones sobre la sanción [al juez Tirado]". "Las críticas vertidas pretenden ocultar la responsabilidad del poder político en la secular carencia de medios [en los juzgados]"

- Jueces del Supremo. "Manifestaciones inaceptables de relevantes sujetos públicos". "Intolerable todo intento de ejercer presión". "Son datos necesariamente valorables la real situación de personal, medios y carga de trabajo del Juzgado en el que [los hechos] se han producido"

- Secretarios judiciales. "[La sanción a la secretaria Gálvez ha sido utilizada] para encubrir la ausencia de reformas modernizadoras de la Justicia a las que está obligado el Ministerio desde la Ley Orgánica de 2003"

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_