Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dagoll Dagom convierte 'Aloma' en un musical intimista

El montaje sobre la obra de Rodoreda se estrena mañana

"No es como para ponerse a cantar". Éste fue el veredicto del músico Alfonso de Vilallonga tras leer Aloma, una de las novelas más conocidas de Mercè Rodoreda. Joan Lluís Bozzo, responsable de la compañía Dagoll Dagom, le había tentado para que le acompañara en la aventura de convertir la obra literaria en un musical intimista. Pese a la primera impresión, De Vilallonga accedió a escribir las canciones de esta conocida historia sobre el descubrimiento del amor y la pérdida de la inocencia de una adolescente. La experiencia le ha hecho cambiar radicalmente de opinión. "Rodoreda es muy cantable", asegura el músico en el sprint final del proceso creativo. El espectáculo se estrena mañana en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC), donde podrá verse hasta el 4 de enero.

La adaptación de la novela ha sido realizada por Lluís Arcarazo. También él pensó en un principio que la empresa estaba cargada de riesgo, pero la enfrentó con pragmatismo. Rodoreda escribió Aloma en su juventud y la revisó tres décadas más tarde. Arcarazo se ha inspirado en esta doble lectura para desdoblar el personaje principal en la Aloma adolescente (interpretada por Julia Möller) y la madura (Carme Sansa). Dos planos narrativos se intercalan en escena, el presente de la joven de 17 años que descubre el amor de la mano de un pariente lejano mucho mayor, y el de la Aloma veterana, que desde la distancia algo irónica recuerda estos hechos cruciales en su vida. "Aloma es una novela llena de voz interior, y me parecía muy complicado poder reflejarlo. Ahora sólo me la imagino con forma de musical", asegura el autor de la adaptación.

Para Bozzo, dirigir este nuevo musical de Dagoll Dagom es más que nunca la realización de un viejo sueño, que se cumple justo en el año del centenario del nacimiento de la escritora. El proyecto le rondaba por la cabeza desde 1972. "Tengo notas de aquella época", recuerda. "Si la garantía de un espectáculo es haberlo incubado durante mucho tiempo, éste será un gran éxito", añade con humor. El director señala que es ésta "una historia de colores melodramáticos" que ha dado lugar a un musical "diferente". Lo dice con la intención de deshacer la confusión sobre el género: "No se puede meter todo en el mismo saco". Y asegura que nada tiene que ver Aloma con la comicidad desenfadada de otros títulos actualmente en cartelera en Barcelona.

Carlos Gramaje (Roberto, el seductor con la vida hecha que acaba por abandonar a la protagonista), Gisela, Josep Julién y Anabel Totusaus son otros de los intérpretes del montaje, que entra y sale del naturalismo a lomos de la veintena de canciones compuestas por De Vilallonga e interpretada en directo por nueve músicos.

Dagoll Dagom, coproductora del musical junto con el TNC, tiene previsto llevarlo de gira por Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de octubre de 2008