Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El último misterio de Fátima

El secretario personal de Juan Pablo II afirma en un filme que el Papa fue apuñalado por un cura español en 1982, en contra de la versión oficial

El sacerdote español Juan Fernández Krohn logró herir levemente al papa Juan Pablo II en Fátima en 1982, en contra de lo que ha mantenido el Vaticano hasta ahora. La revelación, 26 años después del atentado fallido, es la gran aportación de la película Testimonio, basada en el libro Una vida con Karol, del que fue 39 años secretario de Wojtila, el cardenal Stanislaw Dziwisz.

La película se estrena esta noche en el Vaticano con la presencia de Benedicto XVI, y coincide con el 30 aniversario de la elección de Wojtyla. Dziwisz, el periodista Gianfranco Svidercoschi, coautor del libro, y el actor Michael York presentaron ayer el filme. Y Svidercoschi contó cómo el cardenal Dziwisz recuerda que, el 12 de mayo de 1982, Krohn intentó atacar en Fátima a Juan Pablo II con un cuchillo mientras el Papa participaba en la procesión de la vigilia mariana. El Papa había visitado el santuario portugués para agradecer a la Virgen por haberle salvado del atentado sufrido un año antes, el 13 de mayo de 1981, cuando fue tiroteado en la plaza de San Pedro por Ali Agca. Según la versión oficial, el ex cura español fue detenido por la seguridad papal antes de lograr el objetivo de apuñalar a Wojtila. Sin embargo, su secretario, hoy obispo de Cracovia, afirma en la película que el Papa llegó a ser alcanzado por el arma blanca, ya que cuando llegaron a una habitación del santuario "había sangre". Sin más detalles.

Krohn fue arrestado y condenado a seis años y medio por intento de asesinato

Krohn fue arrestado y condenado a seis años y medio de cárcel por intento de asesinato y a siete meses más por desacato al Tribunal. Durante el juicio, dijo que Wojtila era un agente comunista infiltrado para corromper el Vaticano. Tras pasar tres años en una prisión cercana a Lisboa, fue expulsado de Portugal. En aquellos meses, abandonó el sacerdocio para casarse con una periodista portuguesa que cubrió su caso y a la que conoció en la cárcel. Nacido en España en 1950, Krohn se marchó a Bélgica al ser expulsado de Portugal. Allí ejerció como abogado, haciéndose famoso por abofetear a un juez. Ahora se dedica a escribir, según se deduce de su prolífico blog (http://juanfernandezkrohn.blogspot.com/), en el que ayer desmintió categóricamente que alcanzara al Papa con su cuchillo.

"Salgo de inmediato al paso de esas acusaciones", escribe Krohn. "Primero, para desmentir categóricamente esos infundios. Segundo, para denunciar la flagrante y escandalosa hipocresía que se desprende de dichas declaraciones: si yo herí (levemente) -lo que no es cierto- a Juan Pablo II en Fátima, una cosa está clara y es que a mí -al contrario que a Ali Agca- nunca me lo perdonaría, ni antes ni después de mi liberación de la cárcel. Tercero, para mostrar mi gran extrañeza porque sea precisamente ahora cuando el citado prelado polaco se decide a desvelar un secreto que habría mantenido guardado durante más de veinticinco años".

Y luego, se pregunta: "¿No será que lo que pretende es desviar por todos los medios la atención de la opinión pública en su país, en estado de choque desde hace un año tras las revelaciones de que altos miembros de la jerarquía eclesiástica polaca habrían servido en la Policía secreta del régimen comunista?".

Krohn fue expulsado en 1979 de la Sociedad San Pío X por ofrecer signos de "inestabilidad mental" y criticar al arzobispo Marcel Lefebvre por oponerse con demasiada debilidad al Papa. En 1996, fue procesado por incendiar una sede de Herri Batasuna. En 2000 fue arrestado de nuevo por intentar atacar al Rey Alberto de Bélgica y al rey Juan Carlos I en Bruselas. Fue condenado a cinco años.

¿Te gustaría ir al Vaticano? Planea tu escapada con la guía de Italia de EL VIAJERO

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008