Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Unos Guilles reivindicativos

Amaral, Josele Santiago o La Shica, premiados por La Noche en Vivo

La ciudad crápula, melómana y nocherniega se dio cita ayer en el Círculo de Bellas Artes con motivo de la segunda edición de Los Guilles, los galardones creados por los locales de música en directo para aplaudir a los mejores artistas sobre el escenario y mantener vivo el recuerdo de Guille Martín, guitarrista y fundador de Desperados. Los 45 garitos madrileños que integran la asociación La Noche en Vivo entregaron una docena de estatuillas y aprovecharon para reclamar un trato más apropiado de la Administración. "Somos parte del patrimonio cultural de esta ciudad y pretendemos que como tal se nos proteja", resumió el presidente, Javier Muñiz, de La Boca del Lobo.

Hubo galardones para todos los gustos (y estilos). Rash se impuso en canción de autor, La Shica en flamenco, Vetusta Morla en el apartado de pop y Sex Museum, en el de rock. A medida que avanzaba la velada se adjudicaron las distinciones de jazz (Jorge Pardo), músicas negras (Los Reyes del KO), músicas del mundo (Alamedadosulna), sabor a club (Josele Santiago), revelación (Sidecars) o artista consagrado (Amaral). Con antelación los organizadores habían concedido sendos Guilles a los programadores de festivales Concha Hernández y Luis Martín, así como al periodista Fernando Íñiguez, por la difusión de la música en vivo que realiza los lunes en estas páginas. Muñiz subrayó que este tipo de establecimientos, con actuaciones casi todo el año, "merecen una licencia especial, diferenciada de la de los locales de copas". Germán Pérez (Clamores) o Ángel Viejo (Galileo Galilei) coincidieron en denunciar la "injusticia" de que los menores no puedan asistir a sus conciertos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008