Brown renuncia a ampliar a 42 días el plazo de detención

El Gobierno británico renunció ayer a introducir en el proyecto de Ley Antiterrorista que está en trámite en el Parlamento la detención sin cargos de los sospechosos de terrorismo durante un máximo de 42 días. La decisión fue anunciada anoche en los Comunes por la ministra del Interior, Jacqui Smith, una hora después de que esa propuesta fuera ampliamente derrotada en la Cámara de los Lores. Los lores votaron por 309 votos contra 118 una propuesta para mantener el actual límite de 28 días.

Pero anoche daba la impresión de que la renuncia es sobre todo una táctica parlamentaria para no bloquear el resto de la ley. Smith anunció que volverá a plantear la cuestión de los 42 días "cuando sea necesario".

Más información

El primer ministro, Gordon Brown, ha preferido no llevar el asunto al centro del debate político en un momento en el que la crisis económica centra las preocupaciones de los británicos, y le ha dado a él personalmente la oportunidad de recuperar el crédito político que ha perdido en el último año.

La propuesta de aumentar de 28 a 42 días el periodo máximo de detención preventiva de los sospechosos de terrorismo fue aprobada en los Comunes antes del verano por un estrecho margen de nueve votos. Es muy posible que, si Brown hubiera optado por volverla a presentar en los Comunes para enmendar la enmienda de los Lores, el Gobierno hubiera sufrido esta vez una derrota.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50