Los aeropuertos pierden un 9% de pasajeros en septiembre

El batacazo económico golpea duro al sector aéreo. Los aeropuertos españoles perdieron un 8,9% de pasajeros en septiembre respecto al mismo mes del pasado año. Entre los grandes, Barcelona es el que más sufre (14% menos), pero Madrid también acusa el golpe (9,8%) y sólo resiste Alicante (aumenta un 0,3%).

Entre los demás, sólo el aeropuerto de Girona sigue creciendo a buen ritmo (10%). Y eso porque en el aeropuerto gerundense opera prácticamente en solitario la aerolínea de bajo coste Ryanair, la que más crece, un 34%. Algunos aeropuertos pequeños, como Santander y Zaragoza, ganan pasajeros gracias a nuevas conexiones. El mayor incremento corresponde a Córdoba (un 50%) porque empezó sus vuelos regulares Flysur, que se plantea suspenderlos porque carece de controladores aéreos (su web no permite reservas la semana próxima).

Las aerolíneas tradicionales están acusando duramente la crisis. Las dos mayores de España sufren fuertes caídas de pasajeros: Spanair ha perdido un 25% en septiembre tras el accidente de Barajas en agosto, pero Iberia cede un 22%. La ocupación de la antigua línea de bandera baja el porcentaje de ocupación de sus aviones en cuatro puntos (el doble en el tráfico doméstico) pese al ajuste de la oferta.

Tampoco British Airways, en conversaciones para fusionarse con Iberia, se ha librado del bajón de demanda. Pierde un 5% de pasajeros respecto al pasado año y cinco puntos de ocupación. Para rematar el desastroso panorama, los billetes de primera clase, los más rentables caen un 8,6%, el doble que los de turista.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS