Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | El pinchazo inmobiliario

Dos casas al precio de una

Una inmobiliaria ofrece un apartamento para el que compre un piso de 780.000 euros - "Antes de bajar precios, los regalo al banco", dicen los promotores

"Los precios bajan, las oportunidades suben". Con este reclamo, las 17 promotoras que participan en la quinta edición del Salón Inmobiliario del Mediterráneo (Simed) en Málaga se han propuesto recuperar clientela por todos los medios. Hasta un dos por uno llega a ofrecer Salsa Inmobiliaria, aunque la pretendida ganga requiere invertir 780.000 euros más IVA en un pareado con cuatro dormitorios y "calidades de lujo" en la barriada malagueña de El Palo. Quien lo compre antes del domingo, día de cierre del salón, recibirá "de regalo" un apartamento de un dormitorio junto a un campo de golf en Vélez Málaga. No sólo el salón de Málaga ofrece regalos. El presidente de los promotores españoles, Guillermo Chicote, llegó a decir ayer que, antes que bajar más los precios de sus promociones, preferiría regalar los pisos a la banca.

Los empresarios del sector dicen que los precios ya han bajado bastante

El aspecto del Simed es en sí mismo un fiel exponente de la crisis del sector en la Costa del Sol. Los 109 expositores del año pasado han quedado reducidos a 30; y los 16.500 metros cuadrados de entonces a apenas 3.500. "Este año venimos sólo a vender", comentaba ayer un comercial evocando los despilfarros en decoración y catering de años anteriores.

Las ventas en la Costa del Sol han caído por encima del 70% en el último año y medio. El sector estima que hay unas 24.000 viviendas acabadas o a punto de terminarse sin vender. Reducir al máximo esta reserva es el objetivo del salón. "Tenemos precios un 20% más baratos que hace un año", afirma un comercial. Hay rebajas de 80.000 euros en pisos que valían 400.000, apartamentos por 120.000 euros y alquileres con opción a compra, o regalos de meses de hipoteca.

Frente a la evidencia de las rebajas que vive el sector, Chicote afirmó ayer que los promotores no seguirán por esa senda. "El precio de la vivienda nueva no bajará más porque ya lo ha hecho en varias o casiones", dijo el presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España. "Que nadie espere que los precios de los pisos caigan un 30% o un 40% porque antes de eso se lo regalo al banco", afirmó.

Chicote hablaba en una jornada organizada por la Asociación de Periodistas de Información Económica, donde aseguró que las inmobiliarias ya adaptaron sus precios a finales de 2007 y a principios de 2008. Sin embargo, según la estadística del INE, la vivienda nueva, lejos de abaratarse, se ha encarecido un 5,3% en el último año.

El presidente de los promotores aseguró que el ajuste del sector será más lento si no se buscan soluciones, por lo que pidió dinero público para superar la crisis. "Si el Gobierno no reacciona, esta situación podría durar tres o cuatro años más", dijo. Y concluyó que si el mercado se reactiva, los empresarios del ladrillo podrían reinvertir los beneficios en vivienda pública.La duda es por qué no lo hicieron en los años de vacas gordas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de octubre de 2008