Interior eleva la seguridad para evitar que ETA atente el 12-O

Interior ha decidido reforzar la seguridad antiterrorista ante el temor de que ETA, dentro de su actual campaña de coches bomba, pretenda cometer un atentado con motivo del Día de la Fiesta Nacional, el 12 de octubre, como ya lo ha intentado o ejecutado en alguna ocasión. Antonio Camacho, secretario de Estado de Seguridad, anunció ayer que estas medidas antiterroristas -fundamentalmente, refuerzo de la vigilancia fronteriza, mayor presencia policial y controles en carreteras y núcleos urbanos- se mantendrán más allá del 12-O, "hasta nueva orden".

El refuerzo no supone un aumento del llamado nivel de seguridad antiterrorista, que se mantiene en el dos (el siguiente implica la participación de los ejércitos), sino aplicar la totalidad de las medidas previstas en ese nivel, según fuentes del Ministerio del Interior.

Por otra parte, Francia entregó ayer temporalmente por seis meses al etarra Iñaki Lizundia Álvarez, ya condenado por agredir a un ertzaina en 1993, y que fue detenido en 2001 tras herir a tiros a un gendarme francés que le persiguió tras saltarse un control en Auch, cerca de Toulouse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 08 de octubre de 2008.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50