Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas 5.000 personas dicen 'no' a trabajar 65 horas a la semana

"¿Sabes quién va a currar tantas horas? Tu tía". "La Europa del capital quiere que los trabajadores paguemos los platos rotos de la crisis". Dos mujeres expresaron ayer, de maneras tan distintas, una misma idea: su rechazo a la directiva europea que da a los Estados de la UE la posibilidad de alargar la jornada laboral hasta las 65 horas semanales, si así lo acuerdan los trabajadores con sus empresas. Este rechazo reunió ayer en las calles de Barcelona a unas 5.000 personas. La primera frase la pronunció una señora que es auxiliar administrativa y está "hasta las narices" de trabajar mucho "y cobrar poco". La segunda, una joven estudiante de Ciencias Políticas que se adhirió a la mani de ayer porque es "un primer paso de una lucha mucho más amplia".

Bajo las banderas de los sindicatos UGT, Comisiones y USOC, unas 4.000 personas -10.000, según los organizadores; 3.000 según la Guardia Urbana- desfilaron por Via Laietana hasta la plaza de Sant Jaume. Un poco más arriba, otros 1.000 manifestantes de sindicatos minoritarios tomaron el paseo de Gràcia para desembocar en la plaza de Cataluña.

Los asistentes reclamaron condiciones dignas de trabajo y pidieron al Parlamento Europeo que también diga, en su próxima votación, no a la directiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de octubre de 2008