Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pont del Treball ahora es 'digno'

Barcelona cambia el nombre de la calle para conmemorar una jornada sindical

El Pont del Treball, que marca la frontera entre los distritos de Sant Andreu y Sant Martí, es "digno" desde ayer. Lo es oficialmente porque se ha cambiado en el nomenclátor y todas las placas de la calle a la que da nombre rezan: "Pont del Treball Digne". Para celebrarlo, el Ayuntamiento de Barcelona organizó un acto en el puente que contó con el secretario general de CC OO, Joan Coscubiela; el de UGT, Josep Maria Álvarez, y el secretario de la Confederación Sindical Internacional (CSI), Guy Rider. La iniciativa se quiso hacer coincidir con la Primera Jornada Mundial para el Trabajo Digno, que se celebra hoy.

No es la primera vez que cambia de nombre. Antes fue de Cantabria y antes aún de la Sagrera. En 1980 pasó a llamarse Pont del Treball para reconocer el hecho de que miles de trabajadores lo cruzaban a diario. Por supuesto, con dignidad.

Registros nocturnos

El nomenclátor explica que fue paso obligado para ir a una fábrica de vidrio de la Verneda para los trabajadores que vivían en Sant Andreu. Pero se podrían añadir los que trabajaban en las industrias del Poblenou a finales del siglo XIX y la primera mitad del pasado, y los que, al revés, iban hacia la Fabra i Coats o la Pegaso. Todos lo cruzaban para saltar las vías férreas que han separado históricamente los dos distritos.

Los obreros cruzaban las vías y, durante muchos años, las barracas de la Perona, que se extendían desde antes del Pont del Treball hasta el de Espronceda, donde unas 2.000 familias malvivieron hasta la década de 1980 en chabolas de autoconstrucción. Algunos de los que ayer asistieron al acto lo recordaban en primera persona, como el veterano dirigente vecinal Manuel Martínez. "Una noche nos registraron la barraca en busca de octavillas", apuntaba. Y es que aquella zona del límite de Sant Andreu y Sant Martí fue una de las más activas del movimiento obrero y, de forma especial, del anarcosindicalista.

El Pont del Treball, además, pronto dejará de ser como es. Los cimientos del puente coinciden con las vías del AVE -los trabajos de preparación del subsuelo son evidentes- y por eso el puente se modificará. De paso, se alineará con el resto de la urbanización que rodeará la futura estación de la Sagrera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de octubre de 2008