Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Curiosidad entre culturas

La primera feria Interplural sirve de foro de intercambio entre inmigrantes

"La gente pregunta, más que nada, de dónde son típicos los productos y el precio", comentaba ayer Lana Mytnyk, presidenta de la Asociación e Inmigrantes de Países del Este en su expositor repleto de todo tipo de productos de distintos países. Y es que la parte más folclórica y gastronómica de la primera feria Interplural fue la que provocó más curiosidad entre los distintos colectivos de inmigrantes. El certamen, que ayer se clausuró en IFA, ha reunido a 75 expositores, de toda condición, nacionalidad y objetivo, pretendía ser un vehículo de servicios y artículos para nuevos residentes y se convirtió en una oportunidad para conocer y aprender de otras culturas. "Así hay más integración y no sólo con España, sino con otros colectivos", comentaba Araceli, una colombiana que acudió a la muestra con su marido, de nacionalidad española, su hijo y unos amigos. Valoraban la oportunidad "de estar todos juntos y de ver la cultura de otros países".

El modesto certamen puso a disposición de los inmigrantes stands dirigidos al asesoramiento. Allí estaban representados la Consejería de Inmigración, el Servef (Servicio Valenciano de Empleo y Formación), la Cámara de Comercio de Alicante o la obra social de la CAM. Y sus responsables explicaban que las principales consultas se refieren a permisos de trabajo, ayudas a la vivienda, a las actividades asociativas, cursos de formación ocupacional -la Cámara destaca el interés por el curso de manipulador de alimentos, gratuito y necesario en muchos empleos-, fiscalidad o ayudas a la creación de empresas.

La distensión del domingo no evitó que varios expositores criticaran que la feria haya cobrado cinco euros por entrar, cuando otros certámenes similares son gratuitos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de octubre de 2008