La magistrada Coro Cillán podría ser sancionada por nuevos retrasos

La magistrada de la Audiencia de Guipúzcoa Coro Cillán vuelve a estar en la cuerda floja. Inspectores del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) han propuesto a este órgano la apertura de un expediente disciplinario por una posible falta muy grave debida a retrasos injustificados, según informaron a Efe fuentes de la Administración de Justicia.

Esta magistrada, destinada en la Sección Primera de la Audiencia de Guipúzcoa desde noviembre de 2007, ya ha sido sancionada en dos oportunidades por dilaciones indebidas en la tramitación de asuntos judiciales, aunque finalmente ambas fueron anuladas por el Tribunal Supremo (TS). En el año 2002, Cillán fue sancionada con dos años de suspensión por los mismos motivos, pero la afectada recurrió ante el alto tribunal, que en 2007 consideró que la sanción le fue impuesta fuera de plazo y ordenó que se le restablecieran sus derechos.

En 2003, mientras Cillán cumplía la anterior sanción, el CGPJ acordó por unanimidad volver a suspenderle de sus funciones por otro año más. Pero luego, en 2006, el Tribunal Supremo entendió que aunque sí se había producido una disfunción notable en la labor de la jueza ésta no era de la máxima gravedad. Sustituyó la suspensión por una multa de 1.800 euros.

Antes de estas dos sanciones, Cillán ya había sido multada en septiembre de 1999 por el excesivo retraso en dictar sentencias. La magistrada solicitó hace unos meses su traslado al Juzgado de Instrucción número 34 de Madrid. La plaza le ha sido concedida por el CGPJ, pero primero debe dictar las decenas de resoluciones que tiene pendientes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS