Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol quiere explotar la 'Gaviota' 30 años más como almacén de gas

La empresa planea invertir 1.300 millones si logra la prórroga ministerial

Repsol planea invertir 1.300 millones de euros para ampliar el almacén de gas Gaviota, la plataforma ubicado en el mar a unos ocho kilómetros de la costa de Bermeo. La compañía está pendiente de si el Ministerio de Industria le prorroga finalmente la concesión de la explotación por otros 30 años. Un portavoz de la petrolera aseguró ayer que aguarda la comunicación ministerial, aunque tampoco garantizó que la firma acometerá la ampliación. La idea es duplicar la capacidad actual de 800 millones de metros cúbicos hasta los 1.600 millones. Ahora existen cinco pozos y, con la ampliación, se dispondría de otros cinco más y se construiría un gasoducto hasta tierra.

La Gaviota es una de las dos únicas instalaciones de gas de este tipo que existen en España: la otra es la de Serralbo, en Huesca. A finales de los años noventa, ambas garantizaban reservas para más de 30 días de consumo, pero con el incremento de la demanda -se ha duplicado entre 2000 y 2006-, ahora apenas se pueden mantener durante 15 días. El presidente de Repsol, Antoni Brufau, se ha mostrado dispuesto a ampliar la capacidad, pero también ha sugerido ayudas públicas para que tenga suficiente rentabilidad. La actual explotadora del almacén, Enagas, inició ese año negociaciones con Repsol para ser la propietaria de la Gaviota.

El proyecto Gaviota -que supuso en los años ochenta una inversión de más de 60.000 millones de pesetas (360 millones de euros)- tiene una planta en el mar y otra de tratamiento en tierra, en las proximidades del cabo Matxitxako. Ambas están unidas por medio de dos tuberías enterradas.

La empresa que dirige Brufau clausuró ayer unas jornadas sobre refino que ha celebrado los tres últimos días en el BEC de Barakaldo, en las que sus responsables se mostraron más explícitos sobre otro proyecto: la planta de coque que promueve Petronor en sus instalaciones de Muskiz, una inversión de 750 millones de euros por la que porfía desde hace más de tres años, pero que se ha topado con la oposición vecinal e incluso del Ayuntamiento, gobernado por EA, que defiende el traslado a otra ubicación fuera de la localidad.

El presidente de la petroquímica, Josu Jon Imaz, volvió a instar a las instituciones a que concedan el permiso para empezar las obras, que depende del Departamento de Medio Ambiente. "Esperamos que en el plazo más breve posible las administraciones, que tienen que conceder las autorizaciones, cumplan con su responsabilidad", resaltó.

Imaz subrayó otro dato para contar con la autorización: las obras pueden suponer la creación de hasta 2.500 empleos.

La plataforma vecinal que se opone al proyecto de la planta de coque presentó ayer el recurso judicial que ha interpuesto contra el acuerdo municipal del Ayuntamiento de Abanto, del pasado 8 de julio, que dio licencia de actividad de refino a Petronor sin ninguna información previa.

22 años de vida

- La plataforma Gaviota, situada en el mar a ocho kilómetros de la costa de Bermeo, comenzó a funcionar en 1986, seis años después de que Repsol hallase en la zona una reserva de gas. Este yacimiento se agotó en marzo de 1994.

- En octubre de 1993 comenzó ya a usarse para almacenar gas. Aunque la titularidad sigue siendo de repsol, la explotación del almacén ha corrido desde entonces a cargo de Enagas, el operador público del sistema gasista español.

- La concesión del almacenamiento finaliza este año y el Ministerio de industria debe decidir si prórroga la petición cursada por repsolángel lópez garcía-molins

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de octubre de 2008

Más información