Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Extremadura acepta estudiar otro trasvase del Tajo al Segura

Fernández-Vara se desmarca de Chaves, Iglesias y Montilla

El presidente extremeño, el socialista Guillermo Fernández-Vara, mantuvo ayer la coherencia en su discurso al defender que los ríos no son de ninguna comunidad y mostrarse dispuesto a estudiar el trasvase desde Cáceres al Guadiana y al Segura que pide Murcia. Sin mencionarlos, criticó a sus compañeros de partido Marcelino Iglesias, José Montilla, Manuel Chaves y José María Barreda por enarbolar la bandera antitrasvase: "Eso de que como consecuencia de no sé qué decisión alguien decide quedarse con los ríos significa la más profunda incoherencia".

El presidente extremeño defendió que cuando se hable de balanzas fiscales se tenga en cuenta, por ejemplo, que Extremadura produce el 7% de la energía de España y sólo consume el 1,7%. "La energía no es nuestra y los ríos no son nuestros. Ha propuesto alguna comunidad hacer trasvases desde Extremadura. El ministerio lo ha negado pero, aunque no lo hubiera negado, en política hace falta ser coherente. Y si hemos defendido que los ríos no son de nadie y son de todos será posible como mínimo hablarlo, como mínimo discutirlo". Extremadura ha recurrido el Estatuto andaluz por atribuirse la gestión del Guadalquivir, que abarca parte de Badajoz. "Eso de decir 'yo corto el río y desde aquí hasta aquí es mío' no es que sea inconstitucional, es que es una estupidez", zanjó Fernández-Vara.

El Gobierno insistió en que no estudia el trasvase desde Valdecañas a La Roda (Albacete) para enlazar con el Tajo-Segura y así se lo comunicó el secretario de Estado del Agua, Josep Puxeu, a las comunidades. El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, tampoco se opuso a la obra, que le dejaría agua en el esquilmado Guadiana. Declaró que "es prematuro" hablar del tema, pero añadió que la petición de Murcia demuestra que el actual trasvase del Tajo se agota. El PSOE de Murcia defiende el nuevo trasvase.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de octubre de 2008