Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CALLE | Rutas

Al este del Cadí

Castellar de n'Hug es la cuna del Llobregat. El nacimiento del río es digno de ser visitado por su espectacularidad, sobre todo en tiempos de abundancia en agua. El agua fue la primera riqueza de esta comarca, el Berguedà, y el Llobregrat, el principal río y eje vertebrador de este país de montaña. Y desde estas fuentes de agua cristalina, se extienden hacia el cielo amplísimos prados de alta montaña y bosques donde se pueden ver rebecos y ciervos, jabalíes y aves rapaces. Con la llegada del otoño, el color oro y los buscadores de setas invaden estos parajes. Castellar de n'Hug siempre vale una excursión. Y especialmente una de altura, corta, precisa, antes de la llegada de la nieve. Se trata de la corta caminata desde el collado de la Creueta hasta la cima del Pla de Baguet.

Para llegar a la Creueta basta seguir la carretera de Castellar de n'Hug hacia La Molina. Desde el collado se comienza a caminar hacia el oeste (hacia a la izquierda si se llega en coche). El primer tramo transcurre por prados suaves, hasta remontar unos más fuertes y plantarse en el Pla de Baguet (1.996 metros). Del prado verde a la piedra, caminando por la arista hasta llegar a la cima (2.031). Una corta excursión de altura, sin apenas desnivel y que es un buen postre al aperitivo de los bosques del valle y del buen buscador de setas.

- Observaciones. La ruta de altura no está señalizada y se recomienda ir con un buen calzado, llevar agua y prever los cambios de tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de octubre de 2008