Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Carreras & Capital humano

La banca ya no contrata

Las entidades financieras españolas frenan las incorporaciones de directivos y profesionales y sólo buscan a algunos técnicos

Para las grandes consultoras internacionales no tiene sentido que una ley limite los sueldos que perciben los gestores de los bancos, tal y como propone el Gobierno estadounidense en su plan de medidas de reflotamiento de la economía. Pero tampoco tiene sentido que no exista una correlación entre los resultados sostenidos de la entidad y el sueldo de los dirigentes que, teóricamente, debieran conseguirlos. Y los ejecutivos de Lehman, Merrill Lynch, Fannie Mae, Freddie Mac, Morgan Stanley o Goldman Sachs, por poner algunos ejemplos, han cobrado grandes sumas de dinero por tomar arriesgadas decisiones que han llevado a sus respectivos bancos a la bancarrota, a ser vendidos o a atravesar serias dificultades. Sólo los principales dirigentes de las 16 entidades financieras más afectadas por la crisis de las hipotecas basura en Estados Unidos ganaron más de 200 millones de dólares en 2007.

El sueldo de los ejecutivos ha de vincularse al resultado obtenido

Los head hunters, reunidos esta semana en Madrid por la Association of Executive Search Consultants (AESC), piensan que los bonos millonarios que han cobrado los ejecutivos bancarios en los últimos años se han vinculado a los resultados a corto plazo de sus "casas", en vez de hacerlo a los beneficios a largo plazo. Sonia Pedreira, consejera delegada de Hay Selección, comparte esta opinión y, como sus colegas, piensa que el negocio de la banca de inversión va a cambiar sustancialmente tras la crisis financiera.

Y, aunque a cada directivo se le tiene que pagar su valor, que está claramente en sintonía con el aumento del negocio, de clientes o de cuota de mercado que consiga para su entidad, a su juicio, este cambio en la banca de inversión (que será absorbida por la banca comercial o la banca corporativa) llevará a que los salarios de "los niños bonitos" del sector se vean claramente mermados, pues en la banca tradicional las retribuciones son mucho más bajas. Eso sin olvidar los despidos que están protagonizando las entidades tanto en Estados Unidos como en sus filiales europeas.

A España esta ola no ha llegado todavía y puede que no lo haga por la solidez que se le achaca al sector bancario, pero lo cierto es que, si bien no se producen despidos, tampoco se hacen contrataciones. "Hay un excedente de profesionales en el mercado. Lo primero que se hace cuando hay crisis es congelar las incorporaciones y congelar los gastos generales", afirma Plácido Fajardo, socio de Leaders Trust International.

Carlos Alemany, director general de Korn/Ferry, señala que "salvo dos bancos de inversión, ninguno solicita profesionales en España. Respecto a la banca comercial, las cajas lo pasan muy mal y los bancos sólo fichan a personal que les ayude a recortar costes de estructura y mejorar su eficiencia o a llevar sus negocios en el extranjero". Según sus previsiones, "en un año no habrá contratación. Tendremos más trabajo en el desarrollo de talento".

Sin embargo, para Rafael Vidal, director general de Robert Half en España, la banca no ha cerrado el grifo de las contrataciones por completo. "Está queriendo no despedir y, por ello, incorpora menos profesionales, ya que prefiere reasignar puestos dentro del propio banco". Una opinión que comparte Lorenzo Zavala, fundador de Zavala Gortari Asociados, quien asegura que lo que ha variado son los perfiles del personal que reclama. Menos altos directivos, directores de sucursales y comerciales. Más gestores de carteras vencidas, gestores de tipos de interés, analistas de riesgos, auditores..., en general, puestos técnicos que perciben menos salario variable.

Los que peor lo van a tener en este contexto de despidos internacionales y de falta de contratación en nuestro país serán, en opinión de Alemany, los directivos, que perciben no menos de dos millones de euros, y para los cuales no va a haber nuevos puestos disponibles. Los mandos intermedios que cobran del orden de 400.000 euros podrían tener más posibilidades de colocación y los jóvenes con masteres que perciben unos 200.000 euros "lo van a pasar mal".

Sea como fuere, los cazatalentos consultados piensan que esto es la parte mala del ciclo económico. Y que después llegará la buena, aunque todavía no se sabe cuándo. Mientras tanto, la AESC señala que en el segundo trimestre de 2008 la búsqueda de profesionales del sector financiero ha caído un 16% en el mundo. Y que sólo crece la necesidad de contratarlos en América Central y del Sur. Ni siquiera Asia tira del carro.

Directores de sucursal especialistas en 'pymes'

Los directores de sucursales bancarias eran una de las figuras más demandadas por el sector hasta hace poco. Eran tiempos en los que los que las principales entidades españolas, y no tan principales, tenían ambiciosos planes de aperturas de oficinas, que a día de hoy están paralizados. "Los bancos y cajas de ahorros que pensaban abrir 200 sucursales, han dejado ahora sus expectativas en el 20%. Unos y otras se han ido canibalizando entre sí. Y quitándose a los profesionales para cubrir estas direcciones", asegura el director general de Robert Half en España, Rafael Vidal.

La necesidad de estos responsables de sucursales y la carencia de ellos ha propiciado que en los últimos tres años su salario se haya incrementado más de un 14%, según un estudio de Ray & Berndtson Technology. Nada menos que 7.050 euros. Y es que estos profesionales tienen unos sueldos anuales bastante elevados, que oscilan entre 47.000 y 113.000 euros anuales, dependiendo de su experiencia (los directores con más de cinco años de trabajo en el puesto ganan un 23% que los recién nombrados), el tipo de perfil que tienen y el volumen de negocio de la oficina que gestionan.

Las necesidades de las entidades están cambiando. Y ahora pitan mucho más aquellos directores de sucursales especialistas en pymes y autónomos. Según el estudio, su salario es un 19% superior a la retribución media de estos mandos. Que cuenten con una cartera propia de clientes, que sean capaces de desarrollar negocio, que tengan un profundo conocimiento de productos y servicios y que estén orientados claramente a resultados, son las cualidades que prefieren las entidades para contratar a sus directores de oficina, según RB Technology. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de septiembre de 2008

Más información