Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas abre expediente por los vertidos contaminantes de Fertiberia

La fábrica química de Huelva funcionó durante siete meses sin autorización

Un nuevo problema emborrona el futuro de la fábrica de Fertiberia en Huelva. El retraso en la ejecución de la Autorización Ambiental Integrada de esta planta -y otra de la empresa Foret, también en el polo químico onubense- ha provocado que la Comisión Europea inicie un procedimiento de infracción contra España por permitir que funcionen "sin disponer de una Autorización Ambiental Integrada (AAI) emitida en el plazo fijado", según dijo ayer el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas. La AAI, a la que obliga la legislación europea y se renueva cada ocho años, impone límites de emisiones (atmósfera, aguas, ruidos, residuos...), para cada instalación industrial, así como planes de vigilancia. Sin ese permiso no se puede continuar con la actividad fabril.

Las medidas adoptadas por Dimas respondían a una pregunta planteada por el eurodiputado del grupo de los Verdes David Hammerstein, en la que denunciaba que las autoridades españolas concedieron la AAI a Fertiberia el 28 de abril de 2008, cuando el plazo había finalizado en España el 30 de octubre de 2007. Hammerstein explicaba que Fertiberia piensa seguir vertiendo residuos hasta 2012. Además, señalaba que no se ha previsto una reducción de los mismos ni un plan de regeneración de la superficie dañada y tampoco se está utilizando tecnología avanzada para evitar efectos negativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2008