Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La pianista que no volverá a tocar

Un juez condena el error médico que atrofió la mano de una mujer

Un error médico durante el posoperatorio de una pianista que sufre ahora la atrofia de una mano fue sancionado con 20.000 euros de indemnización por el Juzgado de Primera Instancia número 21 que, de esta manera, resarce a María Luz Ortueta de las secuelas de un tratamiento inapropiado tras una intervención quirúrgica para tratarse de la dolencia en el túnel carpiano. El caso ha sido defendido por el letrado Antonio Navarro e instado por la defensora del paciente, Carmen Flores, que ayer lo difundió al conocerse la sentencia.

El caso comenzó en febrero de 2005, cuando la pianista acudió a la consulta del doctor A. V. P. con dolores intensos en ambas manos y acorchamiento de tres dedos de cada extremidad. Le fue diagnosticada una "neuropatía comprensiva" de ambos nervios medianos de las muñecas. El 29 de abril del mismo año, la paciente fue intervenida y dada de alta el mismo día. Ante el intenso dolor e hinchazón que mostraba, estableció un nuevo contacto con la consulta, donde un fisioterapeuta le recomendó por teléfono aplicarse hielo, mantener la mano en alto y, si el dolor progresaba, le sugería acudir a los servicios de urgencias. María Luz fue intervenida de nuevo para atajar una lesión del arco palmar superficial. Obligada por el dolor a acudir de manera ininterrumpida a urgencias, con varios ingresos hospitalarios, sufrió una intervención en mayo. En noviembre de 2005, la pianista presentaba una neuropatía por atrapamiento de los nervios a través de la muñeca derecha. Por la imposibilidad de trabajar como pianista, acudió a los jueces, que rebajaron su demanda de indemnización desde 65.000 a 20.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2008