Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición insistirá en las discrepancias entre Cultura y BBVA sobre los dólares

Las antagónicas valoraciones que sostienen el Departamento de Cultura del Gobierno vasco y la Diputación de Vizcaya, de un lado, y el BBVA, de otro, sobre la compra de dólares por parte del museo Guggenheim y que se saldó con una pérdida contable de seis millones de euros han avivado los recelos de la oposición en la comisión de investigación de la Cámara vasca.

Aunque los propios parlamentarios se muestran reacios a abundar en los aspectos ofrecidos por los directores de Banca e Instituciones y de Distribución de Derivados y Negocios Globales del BBVA, sí confirmaron que esta entidad nunca asesoró al museo bilbaíno en la polémica compra de dólares. De esta manera la propia consejera de Cultura, Miren Azkarate, como la entonces diputada foral vizcaína Belén Greaves -hoy secretaria del EBB- ven cómo su informe queda en entredicho y aviva las dudas iniciales mostradas por algunos parlamentarios.

El carácter oficial de la doble respuesta efectuada por Gobierno vasco y Diputación vizcaína permitió al propio Juan Ignacio Vidarte, director del Guggenheim asumir las tesis en su primera comparecencia sobre la funesta operación de compra de dólares.

En relación con la gestión interna del museo bilbaíno, el PP ha anunciado su intención de exigir un mayor control sobre las actas de los consejos de las sociedades Inmobiliaria y Tenedora del Guggenheim, así como de su Patronato y del Comité de Dirección.

El apoderado popular en las Juntas Generales de Vizcaya, Arturo Aldecoa, reclama que las actas sean "absolutamente explícitas respecto a los acuerdos que se adoptan y se detallen sus argumentos, quién lo propone, el debate y el voto de cada miembro de los consejos y del Patronato".

Para justificar su petición, Aldecoa alude precisamente a la compra de dólares porque "demuestra que cuando se descuren los problemas que generan estas decisiones todo el mundo escurre el bulto y se intenta tapar amparándose en una presunta recomendación por parte de un tercero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de septiembre de 2008