Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona fija sus necesidades en materia de infraestructuras

El Ayuntamiento de Barcelona dio luz verde ayer a un documento que fija sus necesidades para mejorar sus infraestructuras en un plazo a 15 o 20 años. El texto, debatido a lo largo de un año en una comisión creada a propuesta de CiU, pretende ser una hoja de ruta para evitar en el futuro problemas como los habidos hace un año cuando se produjeron el apagón eléctrico del verano y los problemas de los trenes de Cercanías. El Consistorio carece de competencias en muchos de los puntos aprobados.

"Asumo este documento como propio y elevaré estas conclusiones a la Administración central y la Generalitat", dijo el alcalde Jordi Hereu, que se felicitó por el alto consenso al aprobarse 58 propuestas por unanimidad y sólo 15 sin ella. El alcalde puso especial énfasis en reclamar el plan de Cercanías de Renfe. "El transporte metropolitano está pendiente. Me niego a llamarle cercanías. Necesitamos en esta área un metro que funcione con la calidad de ese servicio".

El texto ha puesto de relieve las diferencias en el equipo de Gobierno. ICV está conforme con los acuerdos sobre la nueva cultura del agua y la gestión de residuos, pero se ha desmarcado del resto del Consistorio en cuestiones como la red viaria al rechazar la ampliación de la Ronda del Litoral y la construcción de un túnel entre la calle del Foc y la plaza de Espanya. ERC también se opone a una conexión soterrada de los túneles de Vallvidrera con la calle de Numància.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de septiembre de 2008