Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Greenspan pide dinero público para evitar más víctimas

La liquidación del cuarto banco de inversión de Wall Street, víctima de la falta de confianza en el sistema financiero, es una posibilidad que asusta en los parqués mundiales. Por eso, esta semana seguirán muy de cerca a Washington Mutual, Wachovia y AIG, que atraviesan por problemas similares a los de Lehman. Los inversores esperaban algún tipo de anuncio. Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal, quien evitó hacer recomendaciones sobre lo que sucedía ayer en Wall Street, dijo que la operación de rescate de Lehman es complicada si no se usa el dinero público. Y auguró que habrá más quiebras.

El grado de ansiedad, por no decir desesperación, es alto y no se ve la hora de marcar el fondo de la crisis. Goldman Sachs y Morgan Stanley podrían ayudar algo cuando presenten sus resultados del tercer trimestre, porque son los bancos que están capeando mejor el temporal. Pero todo dependerá de Lehman.

"Habrá fuerzas corrosivas hasta que el mercado inmobiliario no se estabilice", dijo Greenspan, que cree que el Departamento del Tesoro no podrá proteger a todos los bancos con problemas, y que aboga por una solución diferente a la que se utilizó para Bear Stearns. Estos son los más firmes candidatos a ser la próxima víctima:

- AIG. La mayor aseguradora del mundo debe anunciar a primera hora de la mañana un amplio plan desreestructuración, que le podría llevar a desprenderse de varios de sus negocios para captar capital y recomponer sus cuentas. Los títulos de la firma cayeron un 31% el viernes, porque se teme que su colchón financiero sea insufiente para afrontar el temporal.

- Washington Mutual. La congelación del mercado de crédito está castigando a la mayor caja de ahorros de EE UU, considerada una pieza clave para la estabilidad del negocio hipotecario. El pasado viernes intentó calmar a los mercados asegurando que dispone de la liquidez para seguir operando.

- Wachovia. El cuarto banco comercial de EE UU se encuentra entre los más castigados por la caída del mercado inmobiliario que desde EE UU desde hace dos años. La crisis está provocando que parte de sus clientes se retrase o incumpla el pago de los créditos. Ha perdido un 60% de su valor bursátil este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de septiembre de 2008