Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fútbol internacional

¿Cómo se trabaja la aptitud?

Pep Guardiola alabó el sábado la actitud de sus jugadores, a los que no puede "reprocharles nada porque han sido mejores". Y es cierto, derrocharon actitud, les sobró actitud, pero -ojo- les faltó aptitud. Aquí todos levantamos la vista hacia el palco. El presidente y su junta de amigos del colegio son un severo lastre y no benefician al Barça, pues su endeble posición de gobierno impide que Guardiola disponga del tiempo exigible a todo nuevo entrenador para que vaya formando un gran equipo. Y en el palco está también Begiristain, que no ha derrochado precisamente actitud ni aptitud, sino dinero. Ha gastado en nuevas incorporaciones noventa millones, pero los fichados están por debajo de Deco y Ronaldinho, estrellas que fueron claves en el Barça que ganó su segunda Champions. La plantilla, pues, ha descendido notablemente en calidad. Hleb y Alves pueden aportar bastante al equipo, y también Busquets y Pedro. Pero falta un centrocampista y un delantero de alto nivel internacional. Sobre todo un centrocampista, un jugador que mejore a Deco, o bien que tenga de cara al gol mejor pegada que el portugués. Falta un centrocampista goleador a la media distancia, tipo Lampard o Xavi Alonso o, en su defecto, uno muy marchoso, tipo Danny, el portugués del Zénit de San Petersburgo. Y tampoco estaría de más un delantero importante que no dejara a Messi en la soledad del artista único.

El presidente y su junta de amigos son un severo lastre. Su endeble posición impide que Guardiola disponga de tiempo

Se han jugado sólo dos partidos de Liga, pero todos ya sabemos que únicamente con la actitud no vamos a ninguna parte y que Guardiola tendrá que trabajar mucho el aspecto de la aptitud si quiere construir su dream-team. Pero, ¿cómo se trabaja la aptitud? Guardiola dijo el sábado que el gol es lo más difícil de entrenar, y quiso saber si alguien sabía cómo se entrena un gol. Creo que la pregunta de Pep sirve también para la aptitud. ¿Alguien sabe cómo se entrena y se inculca la aptitud? Begiristain podría haberle echado una mano a Pep fichando dos estrellas que reunieran a la vez actitud y aptitud, y así le habría ahorrado el sobreesfuerzo innecesario que ahora le tocará hacer.

Con todo, el sábado empezamos a ver por dónde va el Guardiola entrenador. La alineación inicial que dispuso fue magnífica. Desde la pretemporada que, por ejemplo, soñaba yo con ver a Busquets en el equipo titular. Fue una alineación que me entusiasmó, y hasta me pareció que era cómo si Pep hubiera decidido hacerse pasar por Rijkaard en Numancia y hubiera esperado al Camp Nou para estrenarse verdaderamente como técnico, como técnico pipiolo por ahora, pero entrenador de imaginación y genialidad en la órbita de su maestro Cruyff.

Si una sublevación de la grada contra Laporta y el clan de los Maristas no aborta demasiado pronto las osadas ideas de Pep, nos divertiremos. Y puede que, haciendo ese sobreesfuerzo que podríamos habernos fácilmente evitado, incluso asistamos a la lenta construcción de una aptitud. Todo empezará a ir bien, el día en que asome un nuevo dream-team, y haya pañuelos para el palco, y Guardiola, en la rueda de prensa alabe la aptitud de sus jugadores, a los que no "puedo reprocharles nada porque se han hecho mayores, como yo, y mejores. ¿Qué como hemos trabajado la aptitud? Ah, eso os lo explico otro día".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de septiembre de 2008