Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protestas por los despidos del 12 de Octubre

La limitación en las contrataciones de personal temporal impuestas por la Consejería de Sanidad a los hospitales y centros de primaria podría cobrarse sus primeras víctimas este mes. Sólo en el hospital 12 de Octubre unos 200 trabajadores, la mayor parte de ellos no sanitarios -celadores, trabajadores de mantenimiento-, se verán afectados desde el 30 de septiembre. En esa fecha finalizan sus contratos temporales, que podrían no renovarse si se cumple la orden de Sanidad.

Con esas cifras bajo el brazo, alrededor de un centenar de trabajadores del centro se concentró ayer frente a las puertas del hospital para protestar contra lo que consideran "un paso más en la línea privatizadora" del Gobierno de Esperanza Aguirre. Provistos de silbatos y a gritos de "Esperanza, choriza, no se privatiza", los empleados públicos solicitaron la retirada de la orden sobre contrataciones eventuales del pasado 31 de julio del director general de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

Ni la dirección del hospital ni el Sermas explicaron ayer los efectos que las limitaciones en la contratación de personal eventual podrían tener en el centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de septiembre de 2008