11-S, siete años después

EE UU niega a Israel un corredor aéreo sobre Irak

Si Israel planeaba bombardear Irán, un obstáculo casi insalvable se ha interpuesto. El Gobierno de Estados Unidos ha rechazado suministrar al Ejecutivo israelí material militar indispensable para el ataque a las centrales nucleares persas y ha negado también los permisos para utilizar un corredor en el espacio aéreo iraquí necesario para que los cazabombarderos pudieran alcanzar sus objetivos.

El material de guerra que deseaba el Gobierno de Ehud Olmert para sus fuerzas armadas, según informaba ayer el diario Haaretz, incluía bombas de 2,2 toneladas capaces de perforar seis metros de hormigón armado. La aviación ya dispone de estas bombas, pero pretendía adquirir más para un eventual ataque a Irán. Asimismo, Israel solicitó aviones Boeing 767 para repostar en vuelo. El Ejército israelí dispone de aparatos para esta misión, pero no cuenta con la tecnología más avanzada para operar en largas distancias.

Más información
Obama y McCain se dan una tregua

El no, aunque de un modo más sibilino, afectó también a la petición para abrir un corredor aéreo para los cazas israelíes, imprescindible para que los aparatos puedan sortear ataques con misiles antiaéreos. Según el citado periódico, la Administración de George Bush sugirió a Olmert y a su ministro de Defensa, Ehud Barak, que acordaran la apertura del corredor con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki.

En todo caso, Israel -tras meses de negociaciones y visitas de Barak a Washington- no ha salido con las manos vacías. EE UU instalará próximamente en el desierto del Negev un radar antimisiles que permitirá a Israel detectar a una distancia de 2.000 kilómetros cualquier misil que se dispare contra su territorio y precisar el origen del lanzamiento.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS