Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco empresas de la nave calcinada solicitaron licencia

Dos de los negocios son propiedad de Horacio Gómez

Cinco de las empresas albergadas en la nave incendiada el sábado en Vigo solicitaron la licencia de actividad, pero el ayuntamiento sólo la concedió a Quimizor porque las demás no atendieron al requerimiento de documentación sobre las obras realizadas en sus instalaciones. Entre ellas se encuentran Disbepo y Vigo Vending, ambas propiedad de Horacio Gómez, que vendió la segunda en 2004, aunque la empresa siguió operando en la misma nave en régimen de alquiler.

Horacio Gómez, a la sazón presidente del Celta, acumuló en los años 90 un importante patrimonio inmobiliario a través, sobre todo, de adquisiciones en subastas públicas de empresas en quiebra. La nave de O Gorxal fue una de ellas, que reconstruyó y troceó en espacios lóbregos, de los que se reservó 3.000 metros (la cuarta parte del total) para sus dos empresas y el resto lo vendió.

Vigo Vending solicitó la licencia de actividad en 1999. El ayuntamiento requirió entonces la licencia de obras de acondicionamiento interior y construcción de la entreplanta; el requerimiento no fue atendido ni expedida la licencia de actividad. Disbepo solicitó esta licencia en 2006, y de nuevo se requirió documentación complementaria que no se presentó. El expediente está unido al de reforma y ampliación de la nave y al de primera ocupación, autorizada en 1998. Entonces Gómez tuvo un fugaz paso por la política. En las elecciones locales de 1999 fue incluido como número dos de la lista del PP, que anticipó su nominación como concejal de Urbanismo y Hacienda. Pero el PP no renovó su mayoría absoluta y Gómez abandonó la corporación a poco de constituirse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 2008