Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

71 familias esperan una VPO acabada desde hace un año

La constructora culpa a Iberdrola por el retraso del enganche eléctrico

"¡Queremos los pisos ya!", gritaron ayer a coro una veintena de personas ante las puertas de la constructora Rover Alcisa, SA, en Valencia, en nombre de las familias afectadas por el retraso en la entrega de una promoción de viviendas protegidas (VPO) en Mas del Rosari, en Paterna. Los 71 pisos están terminados desde otoño del año pasado, pero carecen del enganche eléctrico definitivo que permitirá firmar las escrituras. "Yo llevo tres meses viviendo en casa de mi suegra", se quejaba una afectada por el retraso.

Los compradores se reunieron tras la protesta con responsables de Rover-Alcisa -en la promoción participa también Martinsa-Fadesa-, que culpa de la demora a Iberdrola y asegura que pidió el enganche de la luz en abril de 2007. La empresa prometió insistir ante la eléctrica -a la que no le consta el retraso- para entregar las VPO cuanto antes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 2008