Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parvulario en el restaurante

115 niños de Vallirana empezarán el curso en un salón de banquetes

Las ostras, el cava y los vestidos de fiesta darán paso a libros, pupitres y batas en el restaurante la Selva Negra de Vallirana (Baix Llobregat). La Generalitat instalará provisionalmente en un salón de este establecimiento especializado en bodas y banquetes a 115 alumnos de entre tres y seis años del CEIP Campredó, cuya construcción no llegará a tiempo para el inicio de curso, este lunes.

"La Generalitat nos ha engañado", lamenta la presidenta de la AMPA

Los alumnos se trasladarán a su escuela a mediados de octubre

"Había que buscar una solución para empezar las clases, y hemos resuelto el problema inmediatamente", se defiende Olga Adroher, directora territorial del Departamento de Educación. El espacio donde se desarrollarán las clases es un comedor de 135 metros cuadrados, dividido en tres áreas separadas por librerías de un metro de altura. Una valla de hierro y un patio de pequeñas dimensiones completan esta improvisada escuela.

La situación durará hasta mediados de octubre como máximo, esgrime Adroher, cuando el parvulario se traslade al edificio ahora en construcción. Los padres, sin embargo, desconfían del plazo dado por la Generalitat: "Nos han asegurado que el 15 de octubre nuestros hijos empezarán a ir a la nueva escuela, pero el estado de las obras invita a pensar que se retrasarán", explica un miembro de la AMPA.

Las obras del nuevo centro, proyectado para cubrir las necesidades educativas de Vallirana, empezaron a finales de mayo, y las condiciones de trabajo empeoraron nada más empezar la construcción. "A principios de verano llovió mucho, a lo que se añadió la huelga de transportes. Todos estos problemas han hecho retrasar las obras", se excusa Adroher, que defiende la solución adoptada como "la aceptada por todas las partes".

"La Generalitat nos ha engañado", lamenta la presidenta de la AMPA, Anna Antón. Según la versión de los padres, las instalaciones provisionales debían ocupar dos salones del restaurante y un patio más grande. La solución satisfizo a la AMPA frente a otras propuestas, como instalar barracones en el patio de otra escuela o trasladar el aula a dependencias municipales. "La propuesta inicial del restaurante se modificó por motivos de seguridad: pese a ser un espacio más reducido, la sala que ocuparán los niños está completamente separada del resto del local y tendrá entrada propia", responde Adroher.

La Selva Negra cederá gratuitamente el salón de banquetes a la escuela. "Esta sala no la utilizo, tengo una zona privada, y he decidido dejarla al colegio para que arreglen su situación", explica Pedro Nuño, propietario del restaurante. El establecimiento continuará con sus actividades, aunque, según Nuño, no hay ningún banquete previsto en el salón que ocupa la escuela. "El propietario es libre de utilizar sus instalaciones, siempre que los niños tengan el aula en condiciones cuando vuelvan a clase", aclara la representante de la Generalitat.

La mayoría de padres y madres vieron ayer por primera vez las instalaciones que ocuparán sus hijos a partir del lunes, día del inicio del curso. "El espacio está arreglado y bonito, ha quedado bien. Pero la situación será imposible con todos los niños juntos dentro de un área tan reducida", destaca Andrés Balaguer, padre de un alumno de tres años.

Los 115 niños y niñas de P-3, P-4 y P-5 pasarán el día en el salón de banquetes: excepto los ratos que permanecerán en el pequeño patio adyacente -donde abunda el mosquito tigre-. En una única sala harán las clases, comerán y dormirán la siesta. "Eso no será problema, tratándose de una solución provisional. Los docentes tienen experiencia y sabrán aprovechar sus recursos para trabajar en esta situación", asevera Adroher. La AMPA reclama rapidez para finalizar las obras: "aceptamos la situación provisional, pero queremos ver a los obreros trabajando de noche y los fines de semana para entrar cuanto antes en el nuevo centro".

El CEIP Campredó iniciará su andadura con el parvulario. Será a partir del curso 2009-2010 cuando la escuela complete su servicio con los seis grados de primaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 2008