Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación quiere mejorar el calendario escolar implicando a padres, escuelas y docentes

Sin prisas y con puntos de acuerdo con las familias, los sindicatos de profesores y las empresas privadas implicadas, el Departamento de Educación quiere abrir un debate sobre el calendario escolar. Se trata de uno de los asuntos espinosos de cada curso. ¿Cuándo empieza, cuándo acaba el curso, cómo se distribuyen las vacaciones escolares?

El consejero de Educación, Ernest Maragall, afirmó ayer que su departamento está por acercar posiciones materia de calendario escolar con todas las partes implicadas: docentes, familias y empresas. "Estamos considerando seriamente la cuestión del calendario escolar para ver si tenemos mecanismos de mejora en que todos puedan entender y compartir", dijo el consejero a COM Ràdio.

Preguntado si los cambios serían para el próximo curso, Maragall dijo: "sería de cara a cuando estuviéramos en condiciones de plantearlo". "Ojalá" fuese para el próximo curso, dijo Maragall a la emisora de radio.

Tradicionalmente, el curso siempre solía empezar en Cataluña el 15 de septiembre. Pero en los últimos tres años, a partir de la llegada al departamento de la consejera Marta Cid las clases arrancaron el día 12. El puente de la Diada, que este año empieza a partir de hoy, jueves, ha aconsejado que este año las clases se inicien el lunes 15, aunque los profesores empiezan a trabajar desde el 1 de septiembre para preparar el curso.

Pero la discusión sobre cuándo arranca el curso es baladí porque, al final, si empieza más tarde se acaba más tarde, ya que los días lectivos deben ser los mismos, recuerdan varias fuentes del sector educativo.

En el tema del calendario escolar no resulta fácil conciliar los deseos de padres, docentes y empresarios privados y que sean beneficioso para los alumnos. Muchas familias se quejan de que en el mes de junio son muchos los centros que hacen jornada intensiva. También están en contra de que el curso empiece a mediados de septiembre, dijeron ayer fuentes de dos de las mayores asociaciones de padres y madres: Fapac y Fapaes.

Varios sindicatos consultados ayer se declararon dispuestos a hablar de cambios en el calendario, pero poniendo sobre la mesa todos los temas, incluidos los medios materiales para afrontarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 2008