Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benidorm quita pluses sin justificar a funcionarios zaplanistas

El área de Personal del Ayuntamiento de Benidorm ha comunicado a 20 trabajadores que su sueldo a final de mes se verá "mermado", y ha suspendido de empleo y sueldo a otros 12 funcionarios que "de forma reiterada y sin justificación" no acudían a trabajar. El concejal de Personal, Manuel Agüera, advierte de que es "el principio" de todo un plan, ya que está revisando la situación de los 1.100 trabajadores municipales, y se va a implantar un sistema de control de la entrada y salida del trabajo.

Aunque Agüera desliga esta decisión del contenido político, lo cierto es que la mayoría de los damnificados obtuvieron los pluses durante los mandatos de Vicente Pérez Devesa y Eduardo Zaplana, con quienes el actual equipo de Gobierno de Manuel Pérez Fenoll marca distancias.

Los funcionarios del Ayuntamiento benidormí llevan décadas cobrando pluses de productividad que les fueron asignados en un momento dado por variar sus condiciones laborales, y no se habían revisado. Estos suplementos pueden alcanzar hasta los 1.000 euros mensuales por nómina, añadidos al sueldo base por realizar funciones de mayor rango o trabajar en horario de tarde.

Es la primera ocasión desde que el PP accedió al poder en Benidorm en 1991 en la que se realiza una revisión a fondo de las condiciones laborales. Las arcas municipales han ido asumiendo el coste de estos pluses sin que antes se plantearan la posibilidad de suprimirlos.

La llegada del actual regidor a la alcaldía, tras la muerte de Pérez Devesa, comportó desprenderse de su personal de confianza, una decisión que agudizó las diferencias en el seno del PP local. Agüera alega en su defensa que hay pluses de finales de los ochenta, de la "época en la que gobernaban los socialistas".

El edil también niega que la revisión esté relacionada con la delicada situación económica del Consistorio o con el plan de saneamiento que desarrolla Hacienda. "Nadie me ha pedido que lo haga. Es mi trabajo y tomé la decisión de desarrollarlo", justificó el edil, que desconoce el ahorro qué supondrá esta medida. El área de Personal también desconoce el ahorro que va a suponer para las arcas públicas esta revisión, que tan solo dejará intacto el sueldo a aquellos que justifiquen que realizan el trabajo por el que cobran. En paralelo, la concejalía redacta una valoración de los puestos de Trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de septiembre de 2008