La dispersión y el envejecimiento contarán para financiar a Galicia

"Se ha producido un avance en el proceso de búsqueda de acuerdo sobre el modelo de financiación autonómica". Con estas palabras empezó la explicación del conselleiro de Economía, José Ramón Fernández Antonio, sobre lo ocurrido en la reunión que mantuvo ayer con el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña. Del encuentro se esperaba alguna pista sobre cómo se resolverá el nuevo modelo de financiación, calificado en su día por el ministro de Economía, Pedro Solbes, como un auténtico sudoku. Según Fernández Antonio, el Gobierno central se ha comprometido a tener en cuenta la dispersión y el envejecimiento de la población en el reparto de fondos, la principal demanda de Galicia.

"Galicia ha explicado su posición, que defiende el principio de garantizar recursos para la totalidad de las competencias. Y en este punto quiero decir que hemos conseguido el compromiso de financiación de todas ellas", afirmó Fernández Antonio. El conselleiro insistió en que la reunión terminó con un "compromiso" en dos sentidos: además de garantizar una "financiación suficiente" para todas las competencias transferidas, el Gobierno tendrá en cuenta el mayor peso de la dispersión y el envejecimiento poblacional en el nuevo modelo.

De este modo, la norma recogerá "de forma adecuada" los factores que hacen que Galicia tenga costes mayores en la prestación de servicios. "Galicia tiene el 50% de las entidades de población de España y eso es un factor diferencial de coste que es intrínseco a nuestra forma de vida y que se tiene que reflejar en el nuevo modelo", enfatizó.

Más allá de eso no hay nada concretado: "Hay un proceso de negociación que seguirá a lo largo de las próximas semanas de forma bilateral con el resto de comunidades autónomas. Se trata de ir avanzando". En todo caso, Fernández Antonio cree que se podrá conseguir el objetivo de que haya "una ponderación adecuada que se tiene que traducir en una mayor financiación por habitante". Galicia es la primera comunidad que realiza esta segunda ronda de negociaciones después del encuentro del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado el pasado julio. Para el conselleiro, este hecho "supone un reconocimiento como comunidad histórica" y en ese sentido lo valora "muy positivamente".

Preguntado sobre si la reunión aleja el temor de que termine imponiéndose el modelo que plantea Cataluña, que perjudicaría a los intereses gallegos, el titular de Economía cree que "se ha producido un avance positivo a favor de las posiciones gallegas". Paralelamente, insiste en que "se debe separar el contexto de dificultades económicas" del debate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 05 de septiembre de 2008.

Se adhiere a los criterios de