Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Internet

El 31% de los españoles se traga los 'ciberbulos'

Para evitarlos han nacido 'webs' como 'rompecadenas'

Una mentira es una mentira. Ha existido siempre y siempre existirá. Nos enfrentamos a ella a diario. Por eso en las relaciones personales solemos estar alerta, precavidos ante ese omnipresente enemigo en la difícil tarea de la comunicación. En Internet esa cautela se nos ha olvidado. Uno de cada tres españoles se cree los bulos lanzados por la Red, según un estudio realizado entre 2.283 personas por la Asociación de Internautas. Somos ciberingenuos.

El grupo musical vasco La Oreja de Van Gogh tuvo que salir al paso de una de las mentiras que más han circulado por la Red: se difundió que daba parte de sus beneficios a ETA. "La cibermentira no es distinta de los bulos que encontramos a diario, el problema es que no es fácil encontrar el responsable, sobre todo cuando ese bulo se difunde a través de reenviados. Hay mentiras que incluso circulan años", afirma el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo.

¿Quién nos miente y, sobre todo, para qué? "Detrás de cada cadena de mails hay una importantísima base de datos. Reenviado tras reenviado, el ciberdelincuente que lanzó el mensaje se hace con las direcciones de millones de personas", afirma Ofelia Tejerina, de la Oficina del Defensor de Internautas. "Ese paquete de correos alcanza grandes cifras en el mercado". Algunas empresas los compran para enviar spam (correos masivos no deseados). Evitarlo es fácil.

Tejerina aconseja verificar la procedencia del contenido. Si una vez confirmado queremos enviarlo, lo mejor es incluir a nuestros contactos en la barra CCO (que oculta las direcciones de los destinatarios). "Los mails sin fecha o sin web de referencia suelen ser un indicio de falsedad". Esas referencias son claves para encontrar al responsable, que sería investigado en caso de haber incurrido en el delito de injurias y calumnias. Para detectar y cortar las cadenas con engaños han nacido webs como rompecadenas.com.

Otro motivo es crear descrédito. Danone o Red Bull han sido víctimas de las mentiras más importantes que han recorrido España. En 2007 la empresa de yogures sufrió un boicoteo. "He recibido un mail de una fuente fiable que reproduzco: 'El Actimel provee al organismo la bacteria L. Casei que el 98% de los organismos son capaces de generar por sí solos. Cuando se suministra por un tiempo prolongado, el cuerpo deja de elaborarla". Danone colgó un desmentido en su web rápidamente para que no descendieran sus ventas. "Se trata de un bulo originario de Argentina y es totalmente falso. Ninguna autoridad sanitaria ha realizado tales las manifestaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 2008