Orange quiere parar en los tribunales la nueva red de Telefónica

Todos están de acuerdo en que España necesita una nueva red de acceso a Internet, pero nadie quiere poner un euro sin que le garanticen la rentabilidad de la inversión. El regulador -la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT)- ha suscrito por ahora la tesis de Telefónica de que quien quiera una nueva red de fibra óptica, que invierta. Las compañías rivales, que hasta ahora vivían del alquiler de la red de Telefónica, han puesto el grito en el cielo. La que ha ido más lejos es France Télécom, que va a llevar el asunto a los tribunales.

La firma francesa anunció ayer que la próxima semana presentará un recurso ante la Audiencia Nacional para paralizar cautelarmente la comercialización de cualquier oferta de Telefónica que se soporte sobre esa nueva red de fibra óptica. Telefónica tiene previsto realizar una primera oferta comercial de 30 megas, tras las pruebas piloto realizadas en el último año en Madrid y Barcelona. La operadora cuenta con el permiso de la CMT para iniciar la comercialización de servicios a partir del 16 de septiembre.

El consejero delegado de France Télécom España, Jean Marc Vignolles, que participa en los cursos de verano de Santander que organiza la patronal tecnológica Aetic, considera que no se garantiza la competencia, puesto que Telefónica parte de una situación de ventaja.

El panorama en Francia es muy similar al español. France Télécom tiene la práctica exclusividad de la nueva red de fibra óptica, porque el resto de competidores no considera interesante realizar inversiones en la nueva red.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50