El mensaje del sueldo congelado

Los salarios públicos se convierten en materia de acción política

Las cantidades y la seguridad de los salarios de todos aquellos que trabajan en las administraciones públicas se convierten en épocas de crisis en objeto de escrutinio y debate público y, por lo tanto, en materia de acción política, con todas sus virtudes y también sus miserias. La decisión de congelar el sueldo de estos trabajadores, tanto los electos como los conocidos como de confianza, suele ser la elegida para mostrar intención de ahorro y de austeridad.

PSOE y PP riñen en el Parlamento por atribuirse la idea de la contención

La presidenta del Parlamento de Andalucía, Fuensanta Coves, planteó ayer ante la Mesa del Parlamento su propuesta para congelar los salarios que perciben los 109 diputados así como los cargos de confianza dentro de unos presupuestos "austeros y de contención" para 2009. Aunque todos los partido decían estar de acuerdo, la riña entre socialistas y populares fue inevitable. La portavoz del PP, Esperanza Oña, decía que los socialistas se negaban a debatir la cuestión en pleno y su colega del PSOE, Manuel Gracia, subrayaba que su partido propuso congelar primero.

Desde que, a finales de junio pasado, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciara que los sueldos de los altos cargos del Estado no tendrían aumento alguno en 2009 y que, pocos días después, el presidente de la Junta, Manuel Chaves, anunciara lo mismo para los de la Administración autonómica, los anuncios se han sucedido casi como una competición.

Mientras en la Administración autonómica la orden presidencial queda fuera de todo debate, en el ámbito municipal, no siempre se cumplen las recomendaciones de las direcciones de los respectivos partidos. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, del PP, anunció ayer la congelación de las retribuciones de los altos cargos y de los directivos municipales. De la Torre puntualizó que, a pesar de considerar que la medida "no es la solución al problema", se trata de un "mensaje".

Pero no todos los alcaldes parecen considerar ese gesto como algo de tanta importancia. La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Huelva, Manuela Parralo, aseguró ayer que llevará al próximo pleno una medida "para congelar los sueldos de los concejales, de los tenientes alcaldes, del alcalde y los demás puestos de confianza en el Ayuntamiento". Los socialistas acusan al alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, del PP, de "mirar para otro lado".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el otro extremo se situaría el equipo de Gobierno de Jaén, del PSOE e Izquierda Unida, que ha congelado durante dos años el sueldo de los concejales y prevé reducir un 25% los cargos de confianza además de suprimir 200 pluses de productividad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS