Entrevista:

"Más que repunte del narcotráfico hay exceso de confianza en algunas bandas"

El fiscal antidroga de Pontevedra subraya el aumento de los "éxitos policiales"

No hay calendario para los traficantes. Aunque la estadística dice que la oferta de estupefacientes suele duplicarse durante el verano y las Navidades, los 9.500 kilos de cocaína capturados desde junio a organizaciones gallegas y el retorno a las rías de las planeadoras, ahora más veloces y mejor equipadas, pintan un escenario que evoca la época de apogeo del negocio en Galicia. El incremento de la actividad es un dato que ya avanzaba en mayo la Fiscalía de Pontevedra y que calificó de "preocupante". Pero el fiscal especial antidroga, Marcelo de Azcárraga Urteaga, afirma que "más que un repunte del narcotráfico hay exceso de confianza de los dirigentes de algunas bandas y, sobre todo, más éxitos policiales".

"Casi siempre van por delante, como cualquier delincuente"

Azcárraga lleva el peso de las investigaciones desde 2001. Subraya que en el último año se han desarticulado en Galicia al menos cuatro organizaciones y se ha detenido a dirigentes como Ramiro Vázquez Roma, y recientemente Rafael Bugallo Piñeiro, El Mulo. "Detener a los jefes, con tanto peso en el narcotráfico, y en pleno desembarco de la cocaína, era impensable hace años. Lo hemos conseguido con una policía más preparada y porque el exceso de confianza de algunos narcotraficantes acaba siendo su propia trampa".

El fiscal admite que no siempre se puede hablar de éxitos. "Somos el tercer país del mundo en incautaciones de cocaína, pero la importación de droga nunca se para y nos la están jugando continuamente, claro que sí, incluso varias organizaciones a la vez. Es evidente que casi siempre van por delante, como cualquier delincuente, aunque la presión policial sea enorme, a veces con la policía, la Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera en los talones".

Marcelo Azcárraga se ha enfrentado cara a cara con cientos de traficantes. Está convencido de que esta segunda generación de clanes es más profesional. Auténticas empresas de servicios que introducen y distribuyen droga, con un volumen de negocio formidable, las nuevas organizaciones se arriesgan con cargamentos mayores, un continuo trasiego de mercancía embalada por los cárteles desde Colombia para cubrir la demanda de millones de europeos. "Son clanes que integran a familias enteras, con una coordinación y un conocimiento del terreno muy superior. Cuentan con personal cualificado, contactos con los cárteles, pilotos, vendedores o asesores e informantes de movimientos de barcos o aviones".

"Por eso cada vez es más difícil seguirles la pista. Toman más precauciones y utilizan docenas de teléfonos móviles para organizar un desembarco. La información entre ellos es impermeable y evitan que unos sepan lo que hacen los otros. Cada incautación que nos permita llegar a la cúpula de las organizaciones debe valorarse más".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Tanto desde la Fiscalía como en la policía o la Agencia Tributaria se han doblado los esfuerzos materiales y humanos, con la incorporación de nuevas unidades cualificadas como el Greco. Pero hay mucha hipocresía. Hay gente que sabe quién es quién en este negocio, por vecinos o clientes de narcos y luego preguntan por qué la policía no les detiene. Oiga, y por qué no los denuncia, anónimamente se puede hacer", subraya.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS