El perfil del turista de Gandia no varía en una década

El perfil del turista que visita la playa de Gandia apenas ha variado en la última década. La media de edad del visitante ronda los 40 años, la mayoría viaja en familia, son trabajadores por cuenta ajena, y tienen un nivel de estudios superior a la media española (un 35% universitario y postuniversitario). Madrid sigue siendo el principal origen (cerca de un 48%), y la Comunidad Valenciana (24%) ha desplazado a Castilla la Mancha y a Castilla-León como segunda procedencia del turista nacional. Sólo un 7% de los visitantes llegan del extranjero, sobre todo de Francia e Italia, mientras que han bajado los desplazamientos desde Alemania. La media de estancia es de 17 días.

El turista medio de la playa gandiense, en resumen, es fiel a este destino y repite prácticamente cada año. Conocieron la ciudad por la familia y los amigos. Se desplazan sobre todo en verano, y suelen retornar en Semana Santa y los puentes. Las fallas, fines de semana o los meses de invierno son poco atractivos para este grupo. Se alojan en residencias de su propiedad, o de amigos y familiares. Un 39% opta por pisos de alquiler u hoteles, y sólo un 2% se aloja en campings, hostales o pensiones.

La mayoría (82%) se desplaza a Gandia en coche propio. Una vez allí, el disfrute de la playa y el paseo marítimo es su principal actividad, seguida de los restaurantes y las compras. Y gastan una media de 33 euros diarios durante su estancia, sin contar el alojamiento. Llama la atención que sólo una minoría se interesa por las actividades culturales y el patrimonio.

Estos datos se desprenden de un reciente estudio del Observatori. Informació Socioeconòmica de Gandia i La Safor, dependiente del Ayuntamiento, basado en 400 encuestas a turistas realizadas en julio, agosto y septiembre de 2007, y que actualiza los datos de un estudio similar de 1998. El informe plantea sugerencias para cambiar esta tendencia y estancamiento, como "reducir la estacionalidad, poner en valor el patrimonio histórico y cultural de la ciudad, y conseguir una mejora considerable de los servicios que se ofrecen y del entorno".

La concejal de Turismo en el Ayuntamiento de Gandia, Amparo Miret, reconoce la necesidad de "reinventar" acciones que ayuden a la difusión entre los turistas de los atractivos culturales y patrimoniales del municipio. El visitante extranjero es otro de los retos. También involucrar al empresariado local.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS