Karadzic acusa a La Haya de ser un tribunal de la OTAN

Radovan Karadzic, acusado del genocidio de Srebrenica (más de 8.000 muertos) ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), será procesado como si se hubiera declarado inocente. Así lo decidió ayer, reglamento en mano, el juez escocés Iain Bonomy, después de que el ex líder político serbobosnio rechazara pronunciarse sobre su responsabilidad en los 11 cargos que se le imputan, que también incluyen crímenes de guerra y contra la humanidad por el asedio de Sarajevo.

Aunque la fecha de apertura del juicio está por determinar, Karadzic fue más explícito en su calificación del propio Tribunal: "No representa a la comunidad internacional, sino a la OTAN".

Karadzic dijo que si él "había dejado de usar una identidad falsa, todas las partes deberían hacer lo mismo". Dispuesto a defenderse a sí mismo con ayuda legal externa, el que fuera presidente de la República serbia de Bosnia asegura que, tras concluir la guerra en 1995, pactó su inmunidad con EE UU a cambio de desaparecer. Aunque Washington ha negado la existencia de dicho trato, parece que Karadzic desea apoyarse ahí para armar su defensa.

Mientras ello ocurra, dedica sus apariciones a negar la competencia del TPIY y a mostrar su sentido del humor. Durante la segunda comparecencia de ayer, lo último pudo comprobarse en dos ocasiones. En la primera, trató de bromear con la sala sobre su situación. "Si usted no se pronuncia sobre el cargo de genocidio, ni tampoco acerca de los otros 10, yo le declaro, en su nombre, inocente para que pueda empezar el juicio", dijo el juez Bonomy. "Preferiría oír ese veredicto al final, y no al principio del juicio", respondió Karad-zic. La mirada fulminante del presidente de la sala no pareció disuadirle, porque momentos después protagonizó otra escena burlona. "¿Puedo tomarle la palabra?", preguntó, cuando se había despejado la ruta jurídica del proceso. "¿Qué palabra?", contestó Bonomy. "La de que no soy culpable", insistió Karadzic. "Eso lo veremos en su momento", masculló su interlocutor, dando por concluida la parte más curiosa de la sesión.

Los roces subsiguientes se produjeron entre la fiscalía del TPIY y el propio juez del caso. "Supongo que no hablará usted en serio", le dijo Bonomy al acusador Alan Tieger, cuando éste anunció que esperaba presentar el nuevo y más compacto pliego de cargos a finales de septiembre. La intención de los fiscales es evitar retrasos como los del juicio del ex presidente serbio Milosevic, que murió de un infarto sin haber sido sentenciado tras cuatro años de proceso. Este juez tiene fama de expedito, la nueva fecha le pareció tardía y así lo hizo saber al fiscal. El 17 de septiembre habrá otra vista preliminar con todas las partes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50