Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Ministros aprobará el plan de guarderías para subrayar la política social

La política social será prioritaria en el nuevo curso político, marcado por las dificultades económicas, y el Gobierno hará un esfuerzo especial en esta dirección. Así lo manifestó ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en su alocución en la primera reunión de la Comisión de Subsecretarios que presidió tras las vacaciones veraniegas. Fernández de la Vega llevó ayer a la Comisión de subsecretarios la posición marcada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de mantener los compromisos sociales, anunciados en el programa electoral, pese a la situación de crisis económica.

Para predicar con el ejemplo, Fernández de la Vega anunció que el Consejo de Ministros de hoy, también el primero ordinario tras las vacaciones -salvada la excepción de la sesión extraordinaria del 14 de agosto- tiene previsto aprobar un acuerdo concertado entre el Gobierno central y los Ejecutivos de las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial -al ser una competencia autonómica- para dotar con 1.000 millones de euros en cuatro años un plan para la creación de plazas de guarderías para niños de cero a tres años.

Con ello, el Gobierno avanza en unos de sus compromisos electorales de los comicios celebrados el 9 de marzo, que incluyó en el paquete de la conciliación de la vida laboral y familiar y que enfrentó a socialistas y populares. En España hay casi un millón y medio de niños entre cero y tres años, tramo en el que el Estado no está obligado a garantizar la escolarización gratuita. De ese millón y medio, apenas 240.000, el 17%, tiene plaza en una guardería pública.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió, en la pasada campaña electoral, a crear 300.000 plazas de educación infantil en la presente legislatura. El líder del PP, Mariano Rajoy, propuso, por su parte, 400.000 plazas para guarderías

Zapatero resaltó esta medida en la campaña electoral junto a otras medidas de "política de familia" como la ampliación del permiso de paternidad de 15 días a un mes; la apertura de los colegios por la tarde o que los padres puedan optar a la reducción de jornada laboral hasta que sus hijos cumplan 12 años.

La vicepresidenta primera pidió ayer un esfuerzo especial a los altos cargos del Gobierno para que adopten iniciativas imaginativas frente a la difícil situación económica, que los expertos calculan que se mantendrá hasta el final del primer semestre de 2009.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 2008