800 escuelas reforzarán las lenguas extranjeras desde el próximo curso

Por primera vez los centros concertados entran en el plan de la Generalitat

El more English in the school (más inglés en la escuela) va calando en los centros educativos catalanes. Hace cuatro cursos que empezó un plan para reforzar los idiomas extranjeros, sobre todo el inglés, desde primaria a bachillerato. Potenciar las lenguas extranjeras es una de las metas de Departamento de Educación y el próximo curso el esfuerzo se plasmará en que serán 800 las escuelas, institutos y centros concertados los que tendrán plan de lenguas extranjeras. Estos 800 centros suponen 300 más en relación con los que ha habido hasta ahora. Buena parte de ellos optan por el inglés, pero también hay planes de refuerzo del francés, italiano y alemán, entre otros idiomas.

Por primera vez entran en el plan de refuerzo de lenguas extranjeras las escuelas concertadas, pagadas con fondos públicos. De las 800 que tendrán plan el curso que viene 615 serán centros de educación primaria (alumnos hasta 12 años) y 185 de secundaria (hasta 16 años). El mayor número de centros de primaria que de secundaria con plan de idiomas extranjeros tiene que ver con el deseo del Departamento de Educación de que "los alumnos consigan el dominio del idioma extranjero desde la etapa inicial de escolarización", según el propio departamento.

Empezar antes

El plan de refuerzo de idiomas se basa en varios ejes. La idea principal es aumentar el tiempo de contacto de los estudiantes con la lengua extranjera para que aumente su uso.

Tras este objetivo general hay varias líneas de actuación. La primera es avanzar el inicio del estudio de la lengua extranjera en la escuela para que se imparta desde quinto o sexto curso. Otro aspecto es que se den clases de materias no lingüísticas en lengua extranjera: por ejemplo, matemáticas, química o geografía. Y un tercer eje de acción pedagógica es mejorar la conversación por parte de los estudiantes.

En la educación secundaria se trabaja a partir de proyectos sobre varios temas para que los alumnos vayan aumentando su vocabulario. También hay asignaturas no lingüísticas en idiomas extranjeros o prácticas para mejorar la conversación.

El Departamento de Educación, que dirige el consejero Ernest Maragall, otorga una ayuda de 2.000 euros al centro, formación del profesorado y asesoramiento didáctico. Los centros tienen también prioridad para recibir los llamados "auxiliares de conversación" que se ponen a disposición de los centros para que los alumnos practiquen el idioma extranjero elegido.

Mucho que mejorar

El dominio del inglés es una asignatura pendiente de varias generaciones de españoles. En un país donde los presidentes del Gobierno no lo han hablado con fluidez o, en ocasiones, simplemente no lo han hablado, y donde los directivos de empresa tampoco se han puesto las pilas en este idioma, los alumnos que ahora están en las aulas de primaria y secundaria pueden marcar en el futuro el punto de inflexión para vencer esta carencia.

De momento, hay camino por recorrer. Se está formando profesorado especializado en idiomas extranjeros y ni los propios estudiantes se sienten duchos en inglés al acabar la enseñanza obligatoria, a los 16 años. Un estudio del Consejo Superior de Evaluación, del Departamento de Educación, basado en las propias respuestas de los alumnos señala que sólo el 10,5% de los encuestados dijeron, hace dos años, que tenían un nivel muy alto de entendimiento; y apenas el 6,2%, muy alto a la hora de hablarlo. En un nivel alto se autocalifican el 30,5% y 22,6% de los alumnos. El 16,4% dice tener, en cambio, un nivel muy bajo o bajo a la hora de entenderlo, y el 23,2% muy bajo o bajo a la hora de hablarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50