Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
música

Un cantante cubano de punk, detenido por criticar a Castro

Gorki Águila ya fue condenado en 2003 a cuatro años de prisión

Gorki Águila, líder de la banda cubana de punk-rock Porno para Ricardo y autor de canciones irreverentes en las que critica abiertamente a la Revolución y se burla de Fidel y Raúl Castro, fue detenido el lunes en La Habana y podría ser juzgado hoy por peligrosidad, una figura delictiva que en Cuba se castiga hasta con cuatro años de cárcel.

Un comunicado del grupo musical indica que Gorki fue detenido en su casa "cuando se disponía a grabar las últimas canciones del próximo disco", y denuncia que se le persigue únicamente por ser crítico con el Gobierno. "La creación artística independiente en Cuba se premia sólo con persecuciones y órdenes de búsqueda y captura por parte de la policía de la dictadura", aseguran sus colegas en su página web. Lo sucedido "no es nada nuevo", agregan, y recuerdan que en 2003 Águila fue "arrestado bajo cargos falsos [de tráfico de drogas] y condenado a cuatro años de prisión". "En realidad, el delito de Gorki es sólo uno: tener los cojones necesarios para denunciar los atropellos de la tiranía contra el pueblo cubano y la ilegitimidad del régimen hereditario impuesto a Cuba".

Gorki es uno de los personajes que inspiró al cineasta español Benito Zambrano en Habana blues, película que cuenta las vicisitudes de los músicos underground y las dificultades para sacar adelante sus proyectos en la Cuba de hoy. Porno para Ricardo nació hace 10 años y nunca ha rehuido el enfrentamiento con las autoridades. Sus letras son duras y agresivas, y no sólo cuentan la crudeza de la vida en la isla sino que se mofan del sistema socialista cubano y de sus líderes, desde Fidel Castro hasta el delegado del Poder Popular de la circunscripción, de quien se quejan y al que sueñan con decirle cuatro cosas, en un futuro sin comunismo: "Te juro que yo no he conocido a un tipo mas singao que ese negro chivatón, / nos quita siempre el lugar de ensayo y manda a un policía a inspeccionar nuestra actuación / La perra puta del delegado nos quiere meter presos en cuanto tenga la ocasión, / junto a la Seguridad del Estado, no quiere que le hagamos al comandante otra canción", dice una de sus letras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de agosto de 2008