Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La retransmisión de los Juegos Olímpicos

Vallirana, Barcelona

Agosto en Barcelona es sinónimo de locales vacíos, parquímetros fuera de servicio, tormentas veraniegas y largas tardes de sofá. Cada cuatro años, los aficionados al deporte cambiamos los libros ligeros por unas Olimpiadas que se han caracterizado por seguir potenciando ese inexistente "sentimiento nacional". Y este año más que nunca, que para eso veníamos con "carrerilla" de la última Eurocopa de fútbol.

Supongo que a falta de ilusionantes líderes y de un verdadero proyecto común, la lucha de Rafa Nadal, el orgullo de Iker Romero y el sacrificio de María Vasco emocionan y unen más que una bandera de trapo, un himno vacío o los aplausos baratos pagados a precio de mariscada que caen desde la tribuna VIP.

Mi más sincera enhorabuena al equipo de TVE que ha realizado el seguimiento de los Juegos Olímpicos. Por fin respetuosas retransmisiones a la altura de las circunstancias, de las que deberían aprender otros muchos medios. De entre todos sus profesionales me gustaría destacar al responsable de los montajes musicales. Incluir el "ull per ull" (ojo por ojo) de Adrià Puntí en el vídeo-resumen del equipo de hockey hierba: ha sido uno de los mejores regalos de este verano. Seas quien seas, gracias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de agosto de 2008