Una de las heridas entra en coma irreversible

Una de las heridas en el accidente aéreo, Gregoria Mendiola, ingresada en el hospital Ramón y Cajal, de Madrid, entró ayer en coma irreversible, según el director general de hospitales de Madrid, Santiago Burgueño. La mujer, de 44 años, tiene un traumatismo craneoencefálico (TCE) severo y diversas heridas.

Del total de los 18 pacientes que continúan ingresados a raíz del siniestro del vuelo JK5022 en varios hospitales de Madrid, uno está grave, dos muy graves, tres permanecen estables dentro de la gravedad, dos están graves con evolución favorable, nueve tienen evolución favorable y uno está herido leve, según el último parte médico facilitado por la Comunidad de Madrid.

Se mantenía el pronóstico muy grave para dos de los ingresados en el Ramón y Cajal, Gregoria Mendiola y Pedro Hernán. El último, de 57 años, se encontraba ayer con fiebre alta, tras haber sido intervenido el día anterior de sus múltiples fracturas en cara y extremidades. Permanece sedado y con ventilación mécanica.

Más información

El resto de los ingresados en el Ramón y Cajal son María Loreto G. C., de 54 años, en estado grave; Anna Stefanides, de nacionalidad sueca y 56 años, consciente y con varias contusiones; Ligia Palomino, con el fémur roto e ingresada en planta, y el niño Roberto Álvarez, que evoluciona favorablemente de su traumatismo craneal.

En el centro médico 12 de Octubre, Leandro Ortega, de 22 años, evoluciona favorablemente de sus lesiones en el tórax y está en planta, mientras que Ángela Carpintero, de 67, sigue estable dentro de la gravedad y está aquejada de un TCE severo y una fractura abierta de la tibia.

En el hospital La Paz, José Alonso, de 47 años, evoluciona favorablemente de un traumatismo torácico y de una fractura pélvica. Su hija, María Alonso, de 11 años, evoluciona, asimismo, favorablemente desde la gravedad, al igual que José P. Flores, Rafael Moreno y Pedro A. González.

En el hospital de la Princesa, la azafata Antonia Martínez permanece grave pero consciente y evoluciona favorablemente, al igual que K. I. T., mujer de 30 años. En el hospital Infanta Sofía permanecen Rafael Vidal, de 31 años, estable dentro de la gravedad, y B. R. O., de 41 años, con fractura abierta en la pierna derecha, de pronóstico leve.

En el hospital Niño Jesús, J. A. A. M., de ocho años e hijo de Gregoria Mendiola, mejora de una fractura abierta en la pierna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50