Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colaboración pendiente de mejora

Las unidades especializadas en violencia de género de la Policía Nacional sólo actúan dentro de sus competencias territoriales. En el conjunto del Estado, tanto las policías locales como la Guardia Civil ofrecen también protección a maltratadas.

La Guardia Civil, que trabaja sobre todo en pequeñas poblaciones, no tiene protocolos específicos para afrontar esta tarea. Las órdenes de protección las ejecutan las unidades territoriales de la localidad donde se produzcan. Pero ambos cuerpos comparten un Sistema de Seguimiento Integral para este tipo de delitos, que ahora está empezando a incorporar a las policías locales. A finales de 2007 se hizo una experiencia piloto en Córdoba, según explican desde el Ministerio de Igualdad.

La Ley Integral ha buscado la cooperación policial desde un principio, pero, como recuerda la presidenta del Observatorio de la Violencia de Género, Montserrat Comas, todavía está dando los primeros pasos. "Esto puede ayudar mucho, porque aumentaría el número de efectivos que se destinan a la seguridad de las víctimas", argumenta.

En Cataluña y el País Vasco, que tienen transferidas las competencias en seguridad ciudadana, son los Mossos d'Esquadra y la Ertzaintza, respectivamente, los que se encargan de proteger a las mujeres que sufren malos tratos por parte de sus parejas. Los primeros tiene oficinas de atención a las víctimas, pero el seguimiento lo hacen las patrullas ordinarias, dentro de las capacidades del servicio. En el País Vasco se organizan para ofrecer protección completa si la situación lo requiere. En abril de este año, 15 mujeres maltratadas tenían escolta permanente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de agosto de 2008