Entrevista:FERNANDO DE ROSA | Consejero de Justicia de la Generalitat

"Falta un poco de orden en la lucha contra la violencia sobre la mujer"

Pasó de secretario autonómico a consejero. El tránsito le trajo no pocas situaciones de crisis, a las que ha respondido con planes de choque: el atasco en las sentencias ejecutorias, incremento de asuntos en el área penal o deficiencias insostenibles en Fiscalía. No son los únicos indicios de que el servicio de la justicia no cumple la excelencia que debe. Faltan funcionarios, se ha empezado a detectar lo que puede convertirse en avalancha en los juzgados de lo Mercantil, las plazas de internamiento para menores son escasas, la aplicación de la Ley de Violencia Doméstica tiene carencias especialmente en los partidos judiciales pequeños... De él dependen los recursos materiales, la dotación de recursos humanos, pero no la creación de juzgados. De esa imposibilidad han nacido conflictos, especialmente agudo el abierto con Mariano Fernández Bermejo, ministro de Justicia. Fernández Bermejo no ha caído en la provocación y ha asumido buena parte de las exigencias de la Generalitat. De Rosa, aún así, no ceja en el empeño de cobrarse lo que considera es una deuda histórica con la Comunidad Valenciana. Vigila para amortiguar el impacto de las miopías del Gobierno, dice, y se propone conseguir que la Justicia sea un servicio social próximo, ágil, eficaz, más profesional si cabe y rápido.

No quiero estar regateando cada año, pido un plan de legislatura
Si estuviéramos bien financiados, no estaríamos endeudados

Pregunta. ¿Han mejorado las relaciones con el ministerio?

Respuesta. Bueno, creo que el Ministerio de Justicia sigue teniendo una deuda histórica con la Comunidad Valenciana. En los cuatro años de Gobierno socialista, hemos bajado la ratio de juzgados por habitante. ¿En qué ha mejorado? Me he reunido con el ministro, nos han dado 23 órganos judiciales para 2009. Creo que esa es la normalidad dentro de las discrepancias.

P. ¿Esos 23 nuevos órganos incluyen el plan de choque propuesto por usted? ¿Cómo se va a repartir esa dotación?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. Sí, incluye el plan de choque en el área penal. Una parte importante la vamos a dedicar a reforzar las audiencias, vamos a crear juzgados de lo Penal para desatascar ejecutorias y vamos a destinar un número importante de órganos a hacer frente a lo que se avecina por la crisis. Propondremos la creación de un juzgado más de lo Mercantil en Valencia, de órganos mixtos en los pueblos, como en Dénia o en el sur de Alicante, y algún Primera Instancia más en Castellón. Vamos a ver cuánto da de sí. Le propuse al ministro Bermejo, y a la ministra de Igualdad Bibiana Aido, un plan de choque para los juzgados de violencia sobre la mujer. No quisiera que nos obligaran a emplear órganos, de los 23 concedidos, a violencia sobre la mujer. Ya que ha habido un pacto entre Zapatero y Rajoy por el que, entre otras cosas, se ha acordado ampliar la inversión en justicia en todo el Estado, entendemos que eso debería traducirse en la creación, en la Comunidad Valenciana, de al menos diez órganos de violencia sobre la mujer.

P. ¿Qué respuesta le dijeron?

R. El ministro tomó nota y dijo en la conferencia sectorial que iba a hacer suya la propuesta de la Comunidad Valenciana. A Bibiana Aido le pareció muy bien.

P. ¿Dónde están entonces las diferencias si le han concedido 23 juzgados para 2009, lo que le permite a usted mantener al día su promesa de cien juzgados en cuatro años, y si reciben bien las propuestas que les lanza?

R. Nosotros le pedimos 37 nuevos juzgados para 2009. Quiero ser leal. Sé que el Gobierno no puede ponerme mañana 100 juzgados, que son lo mínimo que necesitamos, en la Comunidad Valenciana. Si llegamos a un acuerdo con los de violencia, serán 33 y entonces sí podremos decir que se han acercado posturas y que ha habido un acuerdo importante. El Gobierno tiene que reconocer que esta es una de las comunidades en las que más asuntos están entrando y que somos la tercera con menos jueces. Y después de reconocerlo, hacer un plan de legislatura, que es lo que le estoy pidiendo, no quiero estar regateando cada año. El ministro, en cambio, dice que no puede asumir más allá de un compromiso anual por cuestiones presupuestarias. Si yo puedo alcanzar ese acuerdo con mi consejero de Economía, él puede hacer lo mismo con el ministro de Economía. Al Gobierno le falta voluntad de considerar el problema de la Comunidad Valenciana como un problema de justicia. Arrastramos un déficit de órganos, y en estos cuatros años la población ha crecido hasta superar los cinco millones de habitantes.Existe cierta sensibilidad a favor de otras comunidades.

P. ¿Cuáles?

R. Dos comunidades salen siempre más beneficiadas en estos asuntos: Andalucía y Cataluña. No pido que a ninguna de ellas se le quite lo que se le da, pido igual trato. Somos, además, comunidades muy parecidas en aumento demográfico, sobre todo con Cataluña en estructura poblacional y en perfil económico. El ministerio, por ejemplo, pagó un plan de choque para los registros civiles de Cataluña. Aquí, lo hemos tenido que hacer nosotros. Cuando intentamos contactar con la directora general del registro notarial, una de las personas más nefastas que puedan tener políticamente en ese ministerio, ni siquiera tuvo la deferencia de atender una carta. Tuvimos que pagar nosotros, no tuvimos la cofinanciación que tuvo Cataluña. La fluidez en las relaciones es el resultado de la voluntad de dos. Yo tengo toda la voluntad de que existan unas relaciones fluidas con el ministerio, espero que la otra parte pueda expresarse tan francamente como lo estoy haciendo yo. El Gobierno tiene que entender la transformación de la Comunidad Valenciana, hay miopía hacia lo que está ocurriendo aquí.

P. ¿A qué se deben las reticencias que detecta en la creación de juzgados? ¿Puede tener que ver con un cambio de modelo?

R. Quiero pensar que a una mala planificación y una mala negociación con el Ministerio de Economía. Si pensara que se trata de una política de diseño, de intentar dar la instrucción a los fiscales y provocar un colapso, o cargarse el modelo judicial de oposiciones, no quiero pensar que se trate de una idea preconcebida porque entonces me asusto más. Sería un ataque contra la Justicia, contra el sistema judicial tal como lo entendemos.

P. ¿Puede tener que ver con diferencias en los modelos económicos? La Comunidad Valenciana está a la cabeza en endeudamiento y mantiene ese modelo, mientras que el Estado pretende que su Administración tenga una deuda muy controlada.

R. La Comunidad Valenciana está endeudada porque está invirtiendo. Si estuviéramos bien financiados, no estaríamos endeudados. Si no tuviéramos todos los años 1.000 millones de déficit en financiación, no tendríamos esta deuda.

P. Es usted crítico con los cursos de maltratadotes y llevó una propuesta a Madrid, ¿en qué términos?

R. Nos reunimos con la ministra Bibiana Aido. Quiero darle un voto de confianza a ella y a su equipo, entre ellos al delegado especial para la violencia de género, Miguel Lorente, a quien tengo en muy alta consideración. No me gustaría tener una decepción ni personal ni profesional. Le propusimos una intercomunicación informática nacional sobre violencia de género y hablamos, en efecto, de los cursos de maltratadores, no podemos cada comunidad hacer un curso de maltratadotes, no podemos avalar cursos de maltratadotes basados en el buenismo de las personas que quieran actuar. No creo que una simple charla a un maltratador sea un sistema para acabar la agresión. Creo que debe haber una actuación y un seguimiento posterior. Y creo que debe ser el Ministerio de Igualdad quien debe homogeneizar esos cursos, sus requisitos, las exigencias, los objetivos, el seguimiento, todo. No podemos cubrir el expediente de cualquier manera, porque éste no es un tema para cubrir el expediente. Y le lanzamos la reflexión de que la asignatura de Educación para la Ciudadanía, en lugar de emplearse en cuestiones polémicas, se centre en educación para la igualdad, en no sexismo.

P. Desde la Fiscalía, reclaman más plazas para los menores infractores. ¿Se las va a proporcionar?

R. El año pasado se iniciaron las obras de un nuevo centro en Picassent, en el Rey Jaime I, y estarán terminadas en los próximos meses. Vamos también a firmar un convenio para la creación de un módulo para menores con adicciones en Alicante y vamos a habilitar otro módulo para problemas psiquiátricos de menores en Valencia. Creo que a la fiscal de Menores le constan estos proyectos y coincidimos con ella en sus apreciaciones.

P. La lucha contra la violencia sobre la mujer recibe críticas por ineficaz. ¿Lo comparte? ¿Por qué se duplican servicios? ¿Por qué no se coordinan los efectivos?

R. Falta un poco de orden en la lucha contra la violencia de género. Si coordináramos la inversión, llegaríamos a más. Se lo dije también a la ministra. Todas las administraciones hacemos un esfuerzo importante pero ya que hay un Ministerio de Igualdad, con carácter transversal, querría que ordenara el funcionamiento de estos recursos.

Fernando de Rosa, durante la entrevista.
Fernando de Rosa, durante la entrevista.CARLES FRANCESC

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS