Bloc y PSPV desalojan al PP de Benigembla con un voto de censura

El nuevo gobierno asegura que frenará el urbanismo salvaje de los populares

"Han intentado destruir Benigembla y nosotros la hemos salvado de una masificación urbanística terrible". Así apadrinó el secretario general del BNV, Enric Morera, la moción de censura que ayer permitió a su partido hacerse con la alcaldía de este pequeño municipio del interior de La Marina Alta (570 habitantes) con los votos de PSPV y de un grupo independiente en detrimento del PP, que hasta ahora gobernaba la localidad.

El ya ex regidor del PP impulsaba dos PAI en el entorno del río Gorgos

Como ya sucediera el 8 de julio en Dénia, el trasfondo urbanístico ha marcado esta segunda moción de censura que se produce este año en La Marina Alta, que se firmó después de que el ya ex alcalde popular Fernando Mengual intentara aprobar dos planes parciales en el entorno del río Gorgos, protegido por la Unión Europea.

"Nos comprometemos a que no haya más planes urbanísticos de ese calibre", señaló el ya nuevo alcalde, el nacionalista Joan Caselles, quien acusó a Mengual de "hacer lo que le daba la gana" en materia urbanística. Por su parte, la concejal del PSPV Mónica Caselles añadió: "Los vecinos del pueblo nos dicen que toda la vida nos agradecerán que hayamos paralizado esos PAI".

No obstante, Benigembla aún no se ha librado de la sombra de los grandes macroproyectos. El ya nuevo alcalde reveló que el Grupo Ballester sigue presionando para urbanizar un millón de metros cuadrados y construir un campo de golf con un proyecto presentado la pasada legislatura y cuya aprobación provocó entonces la dimisión de seis de los siete ediles de la corporación. "Habrá que seguir trabajando para parar ese plan", dijo Caselles, quien mostró su inquietud por el hecho de que el ex alcalde del PP hubiera puesto a trabajar en ese caso "a sus propios abogados personales pagados por el Ayuntamiento".

La moción se votó en el pequeño salón de plenos abarrotado de vecinos. Además de la cúpula del Bloc, también estuvo el diputado provincial del PP y hombre fuerte de ese partido en la comarca, Juan Roselló, quien en la última semana había intentado frenar la moción de censura contactando con el edil independiente, José Luis Sendra, para que no rompiera su pacto con los populares. No lo logró: Sendra votó a favor de la moción y la hizo posible.

Ése no ha sido el único trabajo de Roselló en Benigembla, toda vez que la gestión urbanística ha dividido al PP local: "Creíamos que el número dos de los populares, Juan Carlos Mahiques, votaría a favor de la moción o como mínimo se abstendría, pero se ve que la presión de su partido ha sido más fuerte y al final ha votado en contra", dijo Joan Caselles.

Hace un mes, el popular Mahiques se negó a aprobar uno de los PAI impulsados por su entonces alcalde y éste último acusa ahora a su propio compañero de partido de realizar actuaciones urbanísticas irregulares asociado con el marido de la socialista Mónica Caselles. Mengual añadió que todos los firmantes de la moción pretenden legalizar obras que él ha detenido, como unas recalificaciones a favor del edil independiente o la apertura de un hotel en pleno lecho del río Gorgos.

El nuevo gobierno negó estas acusaciones y aseveró que si alguien está implicado en presuntos casos de corrupción es el ya ex alcalde del PP, "quien ha comprado parcelas para él y para su familia con el objeto de construir sin tener los terrenos adecuados", denunció el nuevo alcalde del BNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50